Un vehículo prendido fuego en medio de los disturbios (REUTERS/Thaier Al-Sudani)