Un voluntario de la vacuna BNT162b2 contra el coroavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, en el Centro para el Desarrollo de Vacunas y Salud Global de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore (Reuters)