Un voluntario recibe una inyección de un trabajador médico durante el primer ensayo clínico en humanos del país para una posible vacuna contra el nuevo coronavirus, en el Hospital Baragwanath en Soweto, Sudáfrica (Reuters)