Una ambulancia en el Hospital de Urgencias Nº 1 de Omsk donde Navalny fue ingresado con un cuadro de envenenamiento (REUTERS/Alexey Malgavko)