Una ambulancia en una autovía de Miami, Florida, el 18 de junio de 2020. REUTERS/Marco Bello