Una batalla legal terminó con la amistad de María Antonieta de las Nieves "La Chilindrina" y Roberto Gómez Bolaños "Chespirito"