Una caja utilizada por Amazon para sus envíos (REUTERS/Mike Segar)