Una calle de Bogotá, concurrida de gente protegida con cubrebocas para evitar los contagios por coronavirus (EFE)