Una camiseta de la campaña de Joe Biden y Kamala Harris, durante la campaña en Florida. IMAGESPACE.