Una empleada en el Centro de Referencia de Inmunobiología Especial (CRIE) de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp), donde se realizan los ensayos de la vacuna para el coronavirus de Oxford/AstraZeneca, en Sao Paulo, Brasil (REUTERS/Amanda Perobelli)