Una imagen de células sustitutas infectadas en la Facultad de Medicina Albert Einstein, donde se están llevando a cabo investigaciones sobre anticuerpos contra Prometheus. Crédito Gabby Jones para The New York Times