Una imagen y un nostálgico mensae fueron suficientes para dar de qué pensar (Foto: Instagram)