Una investigación reciente de la Universidad de Texas también ha demostrado que si se camina menos de 5.000 pasos al día, el cuerpo es menos capaz de metabolizar la grasa al día siguiente.