Una mesa de votación en Bolivia durante las elecciones presidenciales en las que se impuso Luis Arce (JORGE BERNAL / AFP)