Una mujer compra papas en un mercado de Lima. Mayo, 2020. REUTERS/Sebastian Castañeda