Una mujer con mascarilla revisa la carne congelada importada en un supermercado en Beijing, China, el 17 de noviembre de 2020. REUTERS / Tingshu Wang