Una niña con mascarilla visita hoy, el acuario de Sao Paulo (Brasil). EFE/Fernando Bizerra