Una persona con máscara facial camina por las calles de Washington, Estados Unidos, durante la pandemia de coronavirus. REUTERS/Leah Millis