Una quinceañera decidió agregar un toque más contemporáneo, y violento, a su celebración (Foto: Twitter@EnriqueRG36)