Unos 18.000 estadounidenses de menos de 50 años recibirán este diagnóstico, lo cual representa el 12% del total de nuevos casos de cáncer en general, en 2020, según la Sociedad Nacional de Cáncer del país (ACS).