Vacuna contra la COVID-19. REUTERS/Dado Ruvic/Archivo