Vista de los escasos turistas en las inmediaciones del Coliseo en Roma este martes. Las imágenes inéditas que dejó la pandemia de coronavirus en Roma, con una Piazza Navona o una Fontana de Trevi desiertas, poco a poco van quedando en el pasado y la ciudad eterna empieza a recibir a los primeros turistas extranjeros, aunque pasará tiempo hasta que se vuelva a la anterior normalidad. EFE/Álvaro Caballero