Vista del caza de última generación Lockheed Martin F-35 (EFE/Vicent Jannink/Archivo)