Voluntarios extreman esfuerzos para evitar una propagación mayor del fuego.