Gobierno insiste en ataques a Usaid

- Política

El viceministro César Navarro afirmó que USAID prioriza acciones políticas para crear un clima de conflicto de los indígenas con el Gobierno.

image

Navarro: USAID prioriza acciones políticas en desmedro del desarrollo

    La Paz, 20 jun (ABI).- El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, afirmó el domingo que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) está priorizando en Bolivia acciones políticas, en desmedro del desarrollo, y con la intención de deslegitimar a las organizaciones indígenas, para crear un clima de conflicto con el Gobierno.

    “La intencionalidad es deslegitimar a las organizaciones indígenas y crear un clima de conflicto y enfrentamiento entre el Gobierno y las organizaciones indígenas y sociales y eso nos demuestra un comportamiento altamente político en desmedro de un proceso de unidad como lo que estamos viviendo los bolivianos”, remarcó a los periodistas.

    A su juicio, USAID se está involucrando de manera directa con las organizaciones sociales e indígenas, porque ya no hay partidos políticos “que sean actores” en la actual coyuntura boliviana.

    “USAID está en el camino de no cumplir con el acuerdo de relaciones bilaterales. USAID está con el comportamiento de actividades fundamentalmente políticas contrarias a ese proceso y contrarias al Presidente. Cualquier decisión que se tome sobre USAID la tomará el Presidente y lo anunciará de manera pública”, reflexionó.

    Navarro se refirió al tema en alusión a la determinación de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (CIDOB), que anunció una marcha desde el departamento amazónico de Trinidad a La Paz exigiendo que las autonomías indígenas tengan la potestad de modificar los límites departamentales y que sus estatutos sean aprobados por usos y costumbres y no mediante un referéndum, como establece la ley.

    Navarro coincidió con el ministro de Autonomías, Carlos Romero, al asegurar que el Gobierno no rompió el diálogo con la CIDOB y ratificó la invitación para retomar las reuniones.

    “Nosotros no vamos a quebrar nunca nuestra disposición de dialogar, es más se han hecho diferentes reuniones con el Conamaq y el Cidob y se ha hecho una publicación de los acuerdos con la Cidob. Nosotros jamás hemos estado cerrados al dialogo”, subrayó.

    Aunque aclaró que el Gobierno no aceptará dialogar “transgrediendo la Constitución Política del Estado”.

    Horas antes, el ministro de Autonomías, Carlos Romero, demandó a la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia que se “sacuda” de la injerencia de algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y que vuelva al dialogo con el Gobierno para encontrar soluciones conjuntas a sus demandas.