Al menos 100 conflictos de límites se hallan en pausa administrativa en Bolivia

- Selectos

Cada año se presentan 70 casos vinculados con líos de linderos. Un ministro y gobernadores tendrán el poder para sanear líos limítrofes

Al menos 100 conflictos limítrofes en el país se hallan en una ‘pausa administrativa’, es decir, estancados en su resolución hasta tanto entre en vigencia la Ley de Unidades Territoriales. Según la Dirección de Límites del Ministerio de Autonomías, el 93 por ciento de 314 municipios tiene problemas de linderos.

“Calculamos que son un promedio de 100 conflictos, cuyos procesos hay que convertirlos (a los nuevos términos de resolución de conflictos) para llevarlos adelante”, explicó Elvira Parra, responsable de la Dirección de Límites del Ministerio de Autonomías.

Parra informó que actualmente en Bolivia no sólo existen conflictos limítrofes entre municipios, sino también entre provincias y departamentos. La ‘pausa administrativa’ fue aplicada tras la promulgación de la Ley de Autonomía, el 19 de julio del 2010.“Concluirá una vez entre en vigencia la Ley de Unidades Territoriales y se cumplan los seis meses que prevé la ley para la adecuación de los procesos a la nueva normativa”, puntualizó.

De acuerdo con la Dirección de Límites, sólo 23 municipios de un total de 314 cuentan con una ley de creación o delimitación.

Los municipios sin conflictos son: Mapiri, Teoponte, San Andrés de Machaca, Jesús de Machaca, Taraco, Huarina, Ckochas, Santiago de Huata, Escoma, Humanata, El Alto, Mocomoco, Ayo Ayo y Alto Beni (La Paz); Fernández Alonzo, San Pedro, Cuatro Cañadas, Colpa Bélgica (Santa Cruz); Pari (Oruro); Cocapata, Shinahota (Cochabamba); Chuquihuta (Potosí); y Villa Charcas (Chuquisaca).

El ministro de Autonomía, Carlos Romero, afirmó el 30 de marzo que por año se presentan al menos 70 casos de problemas de límites. “En realidad, el 93 por ciento de las unidades territoriales del país presentan conflictos de límites”, precisó.

De acuerdo con el proyecto de ley, toda creación, modificación o delimitación de unidades territoriales (departamentos, municipios, provincias, territorios indígenas y regiones) será vía ley, emergente de los procedimientos administrativos y remitida a la Asamblea por el Órgano Ejecutivo.

Un ministro y gobernadores tendrán el poder para sanear líos limítrofes

image El 2008, un conflicto limítrofe entre los municipios de Colomi y Villa Tunari, en Cochabamba, originó el bloqueo de la vía a Santa Cruz. foto: Fernando Cartagena

El Ministro de Autonomías y los nueve gobernadores se constituirán en jueces de segunda instancia para resolver conflictos limítrofes a nivel departamental, en el primer caso, y municipal, en el segundo. La oposición advierte que se darán ‘fallos políticos’.

El proyecto de ley de Unidades Territoriales elaborado por el Gobierno y remitido a la Asamblea para su aprobación, es la que establece la nueva instancia de apelación y resolución que busca celeridad en los procesos administrativos y dilucidación del diferendo en la misma jurisdicción.

La directora de Límites del Ministerio de Autonomías, Elva Terceros, explicó que las primeras instancias para los trámites administrativos serán las direcciones de Límites y Organización Territorial que operarán a nivel departamental y central.

En el inciso III del artículo 21 de la propuesta prevé que, “El/a Gobernador/a, o el/a Ministro/a de Autonomías, según corresponda, son autoridad competente para conocer los recursos jerárquicos administrativos”.

A diferencia de la iniciativa planteada, la aún vigente Ley de Unidades Políticas Territoriales (UPAs) refiere que “los procesos administrativos de creación, reposición o supresión de provincias, secciones de provincia y cantones, se iniciarán en primera instancia en la Prefectura del Departamento y el Ministerio de Desarrollo Sostenible y Planificación en apelación o revisión de oficio”. Además, creó el Consejo de Asuntos Territoriales (CAT) como segunda instancia de apelación y de revisión de oficio, que será anulada.

La propuesta del Gobierno prevé que de agotarse la vía administrativa en los conflictos, éstos, en el caso de los municipales, deben dirimirse mediante un referéndum, mientras que los que tienen relación con los departamentos pasarán a la vía contencioso administrativa.

El diputado opositor y ex viceministro de Autonomías Fabián Yaksic consideró que “no es adecuado” otorgar al Ministro de Autonomías y a los gobernadores la potestad de resolver los conflictos de límites. 

“Un gobernador y una autoridad electa va a tener que hacer consideraciones de tipo político. Ahí es donde se empiezan a entrampar los procesos”, advirtió.

El experto en temas municipales Iván Arias calificó como ‘error’ el traspasar competencias de resolución a instancias departamentales, porque en el pasado se demostró que no tienen capacidad para hacerlo. En el caso del referéndum, dijo que la balanza se inclinará, obviamente, hacia poblaciones con mayor número de habitantes.

PROBLEMAS. Actualmente están pendientes de resolución al menos 100 conflictos, mientras que cada año se presentan otros 70 en promedio, según informes del Ministerio de Autonomías. El proceso de resolución de los diferendos se deberá adecuar a la nueva normativa, explicó la directora de Límites.

Los sectores involucrados en los líos tendrán la potestad de recusar a las autoridades encargadas de resolver sus problemas territoriales. De ser recusado un gobernador, se recurrirá a uno de sus colegas más próximos, mientras que en caso del ministro se apelará a otro ministro.

Terceros explicó que el principio de la propuesta de ley es agilizar los procesos administrativos y evitar costos a los involucrados al asentar la resolución de los conflictos en su jurisdicción, sin necesidad de llegar a La Paz, como en el pasado.

“Lo que se busca es que los procesos administrativos sean ágiles y no que se demoren entre siete u ocho años”, sostuvo.

Uno de los últimos conflictos limítrofes se registró entre habitantes de zonas colindantes entre Potosí y Oruro. En la zona en conflicto se encuentra un reservorio de piedra caliza.

La Ley UPAs creó unidades a nivel de departamentos, provincias, sección de provincias y cantones. El proyecto eliminará los cantones e incorporará en la estructura a los municipios, al territorio indígena originario y a las regiones, como nuevas unidades territoriales.

El gobernador de Oruro, Santos Tito, informó que su región mantiene varios problemas de linderos. “Tenemos enormes dificultades en el tema de límites al interior del departamento, como también con otros hermanos departamentos".

La diputada Betty Tejada (MAS), presidenta de la Comisión de Autonomía, adelantó que la norma será tratada durante la semana y expresó su confianza en que la nueva ley resuelva definitivamente los conflictos sobre demarcaciones.

DETALLES DE LA LEY

Consejo

El artículo 8 del proyecto de ley establece la creación del Consejo de Coordinación Sectorial de Organización Territorial, constituyéndose en la instancia consultiva de proposición y concertación. Estará integrada por el Ministro de Autonomías y los gobernadores.

Secretaría Técnica

El artículo 11 refiere que la Dirección General de Límites (actualmente dependiente del Ministerio de Autonomías) se constituirá en la Secretaría Técnica del Consejo y participará de sus reuniones con derecho a voz.

Instancias técnicas

Cada gobierno departamental establecerá su instancia técnica de límites que se constituirá en el nivel operativo. Además, deberán constituirse en entidades públicas desconcentradas o descentralizadas.

Referéndum

El artículo 38 señala que una vez agotado el procedimiento administrativo, a solicitud de cualquiera de las partes el Ejecutivo solicitará a la Asamblea Legislativa la convocatoria a un referéndum en el área del conflicto. Ésta será dividida en tramos para la identificación de la población. El referéndum deberá ser ejecutado dentro del año de agotado el trámite y es vinculante.

Base poblacional

Se fijan bases poblacionales para la creación de departamentos, provincias, municipios y territorios indígena, originario campesino. Para departamentos, el mínimo es de 500 mil habitantes; regiones 150 mil; provincias 50 mil; municipios 10 mil, y los territorios indígenas deben tener 10 mil, 4 mil o un mil habitantes.

‘Necesitamos procedimientos claros’

El ex presidente de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM-Bolivia) y alcalde de La Paz, Luis Revilla, dijo que el proyecto de ley de Unidades Territoriales debe respetar el procedimiento fijado en la CPE para la formación de las autonomías municipales e indígenas. “Necesitamos procedimientos claros que no generen confrontación entre pueblos o autoridades municipales. La ley debe tener un criterio de planificación a largo plazo.

No criterios políticos cortoplacistas respecto al proceso autonómico o al establecimiento de unidades territoriales. Se debe apuntar a resolver de manera rápida el tema de límites. El 90% de los municipios tiene problemas. Esto genera incertidumbre y dificultades para hacer planes a largo plazo”.

Fuente: La Razón