La Seguridad Ciudadana no hace generales

- Opinión

Hugo Salvatierra Rivero

HUGOSALV_thumb Hay que entender que la Policía Nacional tiene dos misiones bien establecidas: La Seguridad Interna y la Seguridad Ciudadana.

En el ámbito de la jurisdicción y competencia de la Policía, estas dos tareas deberían ser ejecutadas a cabalidad, con el mismo número de efectivos, con la misma cantidad de equipos, uniforme, armamento y vehículos.

Sin embargo, la realidad es otra, la mayor parte de los efectivos policiales están destinados a la seguridad interna, vale decir a cuidar al Presidente al Vicepresidente, a los ministros de Estado, en las empresas públicas y privadas lucrativas. Además, un gran número de efectivos está consignado para la represión al pueblo.

¿Por qué a los Jefes del Estado Mayor de la Policía no les interesa la Seguridad Ciudadana? Sencillo, porque la Seguridad Ciudadana no les garantiza llegar a ser Generales. Para llegar a ese cargo la única vía posible es congraciarse con el gobierno de turno, ser aplicados y hacer bien la tarea represiva. Dicho de otro modo, debo congraciarme con el poder.

Sería bueno que la Policía nos aclare cuantos efectivos policiales asigna para la Seguridad Interna (represión) y cuántos policías para la Seguridad Ciudadana. Con seguridad que el número de efectivos para la represión es mucho mayor que el destinado a la seguridad de la población.

Mientras los delincuentes han tomado las calles de las principales ciudades del país, las autoridades continúan con las “famosas” cumbres. De acuerdo con datos publicados en la prensa, durante el 2011, cuatro de cada 10 hogares en el je central del País, Santa Cruz, La Paz, El alto y Cochabamba fueron víctimas de robo y dos de cada 10 del delito de hurto. Esta cifra aparte de ser elocuente, es alarmante porque se incrementa a medida que pasa el tiempo. Mientras el gobierno central, está más preocupado en acciones políticas que en la seguridad del pueblo.

Me sumo al pedido que hacen las tres ciudadelas de Santa Cruz: Pampa de la Isla, Villa Primero de Mayo y Andrés Ibañez (Plan 3.000) que proponen, la descentralización de los recursos financieros y humanos de la Seguridad Ciudadana; la asignación de tareas definidas a los Consejos de Seguridad Ciudadana (nunca funcionaron) y establecer claramente cómo ejecutar la Seguridad Ciudadana.

De acuerdo con el anteproyecto de Ley presentado por el vice ministerio de Gobierno, las alcaldías aportarán el 5 por ciento del IDH y los gobiernos departamentales con el 10 por ciento del IDH para la Seguridad Ciudadana. ¿Qué pone el gobierno?

Es allí donde apuntan los dirigentes cívicos de las tres ciudadelas cruceñas a que el gobierno nacional asuma su responsabilidad y aporte por lo menos con 1 policía por cada 1.000 habitantes, para la seguridad ciudadana. Espero que los otros distritos municipales de Santa Cruz aporten también en este álgido tema.