Japón pide a Bolivia acelerar el proyecto piloto de explotación del litio

- Economía

Las empresa privadas Sumitomo y Mitsubishi buscan una alianza con Bolivia para explotar el litio, dada su importancia para la fabricación de baterías para automóviles eléctricos.

imageEl embajador Watanabe

Para Bolivia lo importante es acelerar el estudio de experimento para producir carbonato de litio de nivel industrial.

La Paz, 8 Abr. (ANF).- El embajador de Japón en Bolivia, Toshio Watanabe, recomendó al Gobierno acelerar el proyecto piloto para la explotación del litio en el salar de Uyuni, con el objetivo de extraer carbonato de litio que se constituirá en un futuro en la principal fuente de energía para los vehículos del mundo, capaz de sustituir a la gasolina y el diesel.

Existe hasta el momento retraso en el arranque de la fase experimental, debido a que el montaje de la infraestructura requiere de electricidad.

Watanabe, quien concedió una entrevista a la ANF en su despacho, espera que el proyecto experimental científico de seis meses concluya hasta fines de este año, para que una vez se valore el potencial del carbonato de litio se plantee a la administración del presidente Evo Morales la explotación del litio en primera instancia para después pasar a la fase de industrialización.

“Para Bolivia lo importante es acelerar el estudio del experimento para producir carbonato de litio de nivel industrial, y aprovechando el carbonato de litio de Uyuni tiene que industrializarlo, obviamente la competencia de Atacama de Chile, Argentina y también Estados Unidos, que saca carbonato de litio desde minerales… Pero lo importante es no perder el tiempo”, dijo Watanabe.

El diplomático reconoció que Bolivia posee un poco más de la mitad de los recursos del litio en todo el mundo, por lo que Japón busca ayudar a Bolivia a desarrollar la tecnología necesaria para sacar carbonato de litio, para lo cual los expertos nipones junto a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) trabajan desde mayo del año pasado en el funcionamiento del plan piloto a orillas del Salar de Uyuni.

El Gobierno se fijó como meta el año 2015 para industrializar el litio. Por lo que en junio se debe entregar la planta piloto a orillas del Salar de Uyuni en Llipi, una segunda parte del proyecto comprende la puesta en funcionamiento de estas instalaciones para la generación de carbonato de litio y la tercera y más complicada fase es la de la fabricación de baterías. La primera fase está concluyendo con un costo de 18 millones de dólares, la segunda fase alcanzará un costo de 485 millones de dólares, mientras que la tercera fase que tiene presupuestado 400 millones de dólares.

En ese marco, el embajador anunció para la próxima semana la llegada de dos expertos japoneses al país con el propósito de trabajar en la fase experimental en Uyuni. Espera que los retrasos sean superados para más expertos lleguen a Bolivia en procura de extraer carbonato de litio en el salar de Potosí.

Recordó que Japón, mediante su empresa estatal Japan Oil, Gas and Metals National Corporation (Jogmec), suscribió el año pasado un memorándum con el Gobierno boliviano para realizar el plan piloto de litio, toda vez que se realizó un análisis sobre los potenciales materiales que contiene el salar de Uyuni, por lo que se aguarda un nuevo acuerdo para establecer los siguientes pasos en los campos de explotación.

Además de Jogmec, las privadas Sumitomo y Mitsubishi buscan una alianza con Bolivia para explotar el litio, dada su importancia para la fabricación de baterías para automóviles eléctricos. Al respecto, el presidente Evo Morales expresó en varias oportunidades su deseo de construir baterías y vehículos eléctricos en el país.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?