Defensa acusa al jefe de Enabol ante Fiscalía por caso barcazas

- Economía

Una auditoría detectó responsabilidades penales en el contrato de adquisición de 18 barcazas para Bolivia. EL vicepresidente García Linera dice que habrá “castigos” por este hecho.

PROCESO. En total fueron denunciados cinco funcionarios de Enabol y un extranjero por conducta antieconómica, incumplimiento de deberes y falsedad ideológica.

imagePágina Siete, La Paz – 13/07/2012

El ministro de Defensa en una entrevista con este diario, ayer.Página Siete.

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, denunció a la máxima autoridad ejecutiva de la Empresa Naviera Boliviana (Enabol), Marcelo Ballesteros, y a otras cinco personas por las irregularidades en el proceso de adquisición de 18 barcazas.

El anuncio fue hecho ayer por el propio ministro Saavedra. “(La denuncia es) fundamentalmente contra la máxima autoridad ejecutiva” de Enabol, responsable de la firma del contrato con la empresa china GMB para la adquisición de los equipos navales.

Enabol pagó, por adelantado, 25,9 millones de dólares por las 16 barcazas y dos remolcadores, y tres millones, también por anticipado, por el transporte.

Las barcazas debían llegar el 27 de noviembre de 2011, según la quinta ampliación de los plazos previstos, pero hasta la fecha siguen en astilleros chinos.

Saavedra dijo que en total son cinco los funcionarios de Enabol que fueron denunciados, entre ellos Ballesteros, quien hasta el martes se identificaba como gerente y es la máxima autoridad ejecutiva de la compañía.

En la querella también se incluyó a un extranjero, del que no se conoce su nombre, presuntamente un ciudadano chino que trabaja en la oficina local.

Una auditoría externa encargada por el Ministerio de Defensa estableció que hubo contravenciones “administrativas” y “penales” por el pago del 100% a la empresa china antes de recibir los bienes adquiridos.

Ese ministerio presentó hasta ahora dos denuncias por el hecho ante la Fiscalía: el primero en contra de dos funcionarios de Enabol por los delitos de “conducta antieconómica e incumplimiento de deberes”, y el segundo por “falsedad ideológica” en contra de otros tres funcionarios de la empresa y contra un extranjero.

La Fiscalía ya asignó a un fiscal para investigar estas denuncias presentadas el 6 y el 11 de julio.

Vicepresidente dice que habrá “castigos” por este hecho

EL vicepresidente Álvaro García Linera dijo que deben ser sancionados los funcionarios y personas que cometieron irregularidades en el proceso de adquisición de las 18 barcazas y que no llegan al país hace un año, como estaba previsto.

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo que deben ser sancionados los funcionarios y personas que cometieron irregularidades en el proceso de adquisición de las 18 barcazas y que no llegan al país hace un año, como estaba previsto.

“Confiamos en que las fallas administrativas que hubo sean corregidas lo más pronto posible, castigados quienes tienen que ser castigados”, declaró la autoridad en una rueda de prensa.

El Vicepresidente aseveró que la Empresa Naviera Boliviana (Enabol), encargada de ejecutar los recursos para la adquisición de los bienes, “debe dar cuentas” sobre estos equipos y añadió que el Gobierno cumplió al desembolsar el dinero necesario para que la entidad compre las 16 barcazas y dos remolcadores.

Estos bienes tienen más de un año de retraso en la entrega por parte de la empresa china General Marine Business (GMB), pese a que Enabol efectuó el pago total por las barcazas, además hizo el desembolso de 3 millones de dólares para el transporte de los equipos desde China hasta territorio boliviano.

En total se hizo un desembolso de 28,9 millones de dólares: 25, 9 millones de dólares para la adquisición de 16 barcazas y dos remolcadores, y 3 millones de dólares para el transporte.

Recientemente se conoció que los dos remolcadores no están cubiertos por una boleta de garantía de la empresa fabricante, GMB, que a su vez alega que fue el Estado boliviano el que no renovó esa garantía.

La autoridad gubernamental manifestó su expectativa en que las 16 barcazas y dos remolcadores lleguen pronto a Bolivia para que pongan en marcha el proyecto de transporte de minerales por la hidrovía Paraná-Paraguay como se proyectó en 2009.

“Más pronto que tarde ya tenemos que empezar a exportar minerales”, dijo García Linera.

Añadió que más allá que continúe o no la empresa india Jindal, que está a cargo del Mutún, en los próximos meses se prevé explotar hierro en ese yacimiento y exportar entre 200.000 y 500.000 toneladas cada año en las barcazas que se construyen en China, pues esto reportará grandes ganancias para el Estado.