Ministro Quintana, otra vez, arremete contra Página Siete y le pide convertirse en un partido político

- Política

Bolivia. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, volvió a estrellarse este jueves contra el periódico Página Siete. Desde el Palacio de Gobierno, pidió al matutino de circulación nacional editado en Cota Cota, que esclarezca su rol y se defina en hacer un periodismo independiente o hacer política.

image

“Pedirle a Página Siete que esclarezca su papel, su rol, que le diga al pueblo boliviano, si de verdad va hacer un trabajo independiente y nacional, o va a seguir siendo funcional a los interés chilenos, de la ultra derecha chilena, de empresarios ultraconservadores chilenos y de una familia Garáfulic vinculada a la capitalización gonista de las empresas estratégicas” declaró en conferencia desde Palacio de Gobierno.

La autoridad salió este jueves a mencionar “las siete mentiras más importantes del matutino” como el caso de un bebé muerto en Chaparina, caso Pinto y otros.

Las declaraciones surgen a raíz de la publicación del periódico, que el pasado lunes aseguró que cuatro ministros fueron excomulgados por la Iglesia Católica por haberse pronunciado a favor del aborto, titular que más tarde fue desmentido por la Conferencie Episcopal Boliviana (CEB).

Quintana también dijo que “si (Pagina Siete) va seguir haciendo negocio suculentos con un medio de comunicación o se va dedicar a hacer un trabajo decoroso, noble, digno, honesto y transparente”.

Además, pidió a los miembros del directorio del periódico que si quieren hacer política formen su partido político y ofrezcan su programa de gobierno para hacerle frente al actual, pero que no utilicen su periódico para agredir a la administración del presidente Evo Morales.

“Que formen un partido político. Tienen suficientes recursos económicos acumulados durante la época neoliberal pero acumulado de manera oscura. Hay un patrimonio de esta casta familiar de los Garafulic que no puede ser transparentada”, sostuvo.

En su criterio, Página Siete se ha convertido en un “instrumento político” al servicio de la familia Garafulic que “tiene intereses políticos y de familias chilenas asociadas” que supuestamente están asociadas con dicha familia.

También acusó al diario de pretender generar un escenario conflictivo entre el Gobierno nacional y el Vaticano a pocos días de la visita del presidente Evo Morales al Papa Francisco.

“Este papel indecoroso, malintencionado, de mala fe, mentiroso de Página Siete ya no resiste disculpas porque ya es demasiado, demasiada mentira, demasiada calumnia, demasiada difamación violando flagrantemente los mandatos constitutivos”, indicó. La Paz, 22 de agosto (Oxígeno).

Gobierno pide a Página 7 que esclarezca su rol y se defina entre ‘periodismo honesto’ o ‘partido político’

    La Paz, 22 ago (ABI).- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, pidió el jueves al periódico de circulación nacional Página 7 que esclarezca su rol y se defina entre ‘periodismo honesto’ o ‘partido político’ con intereses boliviano-chilenos que haga frente al oficialismo.

    ‘Pedirle a Página 7 que esclarezca su papel su rol que le diga al pueblo boliviano, si de verdad hará un trabajo honesto, independiente o nacional, o seguirá siendo funcional a los interés chilenos, de la ultra derecha chilena, de empresarios ultraconservadores chilenos y de una familia Garáfulic, vinculada a la capitalización gonista de las empresas estratégicas, si hará negocio suculento con un medio de comunicación’, manifestó en conferencia de prensa, tras evidenciar siete ‘mentiras’ publicadas por ese matutino en desmedro del Gobierno.

    El Ministro de la Presidencia evidenció con publicaciones de Página 7 las ‘mentiras’ de ese periódico referidas a la muerte de un bebé en Chaparina; a los asilados bolivianos como Roger Pinto; a que el Gobierno cree que el asilo a Pinto puede ser revocado; a los 2.408 millones de dólares que gasta el Gobierno en contrataciones directas; a que el vicepresidente Álvaro García Linera confirmó que la figura del desacato volverá al Código Penal; a que el canciller David Choquehuanca pidió a Chile propuesta de canje por escrito; y a la excomulgación de cuatro ministros.

    ‘Hay una intención, una política definida, hay un trabajo orientado a lastimar, dañar, erosionar al Gobierno Nacional, al erosionar nuestras políticas de Estado y a generar conflicto entre la ciudadanía y el Gobierno Nacional a través de Página 7 y sabemos que Página 7 tiene como empresarios la familia Garáfulic capitalizadores de las principales empresas estratégicas, vinculados a intereses económicos chilenos’, argumentó.

    Consideró que la publicación sobre la supuesta excomulgación de cuatro ministros por postura ante el aborto, es la ‘prueba y la evidencia más objetiva respecto al papel indecoroso de Página 7′.

    ‘Página 7 se ha convertido en un instrumento político al servicio de una familia, como la familia Garáfulic que tiene intereses políticos y de familias chilenas asociadas a la familia Garáfulic para hacerle daño al Gobierno Nacional utilizando a la opinión pública, esta vez con esta mentira descomunal, que ha intentado generar un conflicto entre el Gobierno Nacional y la Iglesia Católica y entre el pueblo católico y el Gobierno y generar un escenario de conflictivilidad entre el Gobierno y el Vaticano a pocos días de la visita del presidente Evo Morales al papa Francisco’, denunció.

    En esa dirección, Quintana sostuvo que Página 7 viola los mandatos constitutivos y la ética periodística básica, además de dañar el honor y la dignidad de periodistas mediante un periodismo con ‘interés políticos y económicos’.

    ‘No queremos un periodismo de Página 7 que envilezca a periodistas jóvenes, como Gobierno queremos que se ennoblezca el papel del periodismo, que sean profesionales que ejerzan su independencia periodística y que beneficien a la opinión pública y si los miembros del directorio de Página 7 quieren hacer política  que se conviertan en partido político y ofrezcan su programa para hacerle frente al Gobierno pero que no utilicen su periódico para agredir al Gobierno, para mentir y difamar contra el Gobierno’, señaló.