Seguridad del Papa frenó paso de Evo en Río de Janeiro, según un diario argentino

Los custodios del Papa se pusieron firmes, insistieron, no dudaron. “Solo pasan los Presidentes”. El mandatario de Bolivia, Evo Morales, no podía creer lo que le estaba pasando, informa hoy el diario argentino El Clarín.

El Clarín: Seguridad del Papa frenó paso de Evo en Río de Janeiro

El jefe de Estado visitó Brasil el pasado domingo para estar en la misa que el Papa Francisco realizó en Copacabana, Río de Janeiro.

image

La seguridad que acompañó al Papa Francisco en Brasil. Foto: www.diariodenavarra.es

La Paz, Redacción central, 1 Ago. (ANF).- El diario argentino El Clarín informó este jueves que la seguridad del Papa Francisco, por varios minutos, frenó el paso del presidente Evo Morales al ambiente donde el Sumo Pontífice recibía la visita de diferentes líderes mundiales.

El jefe de Estado visitó Brasil el pasado domingo para estar en la misa que el Papa Francisco realizó en Copacabana, Río de Janeiro. Morales estuvo acompañado por las presidentas de Argentina, Cristina Fernández y Brasil, Dilma Rousseff. 

“Los custodios del Papa se pusieron firmes, insistieron, no dudaron. ‘Solo pasan los Presidentes’. El mandatario de Bolivia, Evo Morales, no podía creer lo que le estaba pasando. El domingo tardó varios minutos en que la seguridad del Vaticano lo reconociera: lo frenaron con dureza en el acceso al ambiente en el que Francisco recibió a diferentes líderes mundiales, contaron a Clarín testigos de la escena”, señala el reporte del diario argentino.

En la nota completa, titulada “Con un afiche, el kirchnerismo metió al Papa en la campaña”, El Clarín relata las críticas que surgieron desde la oposición argentina por la foto del candidato oficialista con Francisco en Río de Janeiro.

Con un afiche, el kirchnerismo metió al Papa en la campaña

La foto del candidato oficialista con Francisco en Río de Janeiro provocó críticas desde la oposición. Insaurralde se defendió diciendo que la imagen no forma parte de la publicidad electoral oficial.

image

EL CLARÍN, Buenos Aires

Por Nicolás Iñaki

Publicidad. La Ciudad amaneció ayer con una campaña en la que se muestra a Jorge Bergoglio, Cristina y Insaurralde. Fue hecha por el ex secretario de Medios de los Kirchner. /JUANO TESONE.

Los custodios del Papa se pusieron firmes, insistieron, no dudaron. “Solo pasan los Presidentes”. El mandatario de Bolivia, Evo Morales, no podía creer lo que le estaba pasando. El domingo tardó varios minutos en que la seguridad del Vaticano lo reconociera: lo frenaron con dureza en el acceso al ambiente en el que Francisco recibió a diferentes líderes mundiales, contaron a Clarín testigos de la escena. El primer candidato a diputado por Buenos Aires, Martín Insaurralde, tuvo mejor suerte. Llegó al lugar acompañando a Cristina Kirchner y obtuvo rápidamente su foto con Bergloglio.

Ayer, la cartelería pública más destacada de la ciudad de Buenos Aires amaneció empapelada con un afiche de campaña sobre ese encuentro y así el oficialismo “metió” al Papa como un protagonista involuntario de las elecciones internas del 11 de agosto. Varios dirigentes de la oposición criticaron el uso político que el oficialismo le dio al saludo que el Papa le concedió al acompañante presidencial a Río de Janeiro, el candidato Insaurralde. Los afiches también generaron malestar entre las autoridades de la Iglesia Católica, que igualmente no hicieron declaraciones formales al respecto.

“Nunca se desanimen, no dejen que la esperanza se apague”, citan al Papa los afiches. La frase está impresa sobre una gran foto del candidato K junto a Francisco.

Los afiches están firmados por “Equipos de Difusión”, la empresa de marketing político del primer Secretario de Medios de los Kirchner, Enrique Albistur. El gobernador de Córdoba, José de la Sota, fue uno de los más críticos de esta acción proselitista del Frente para la Victoria.

Dijo que los afiches son “el colmo del mal gusto”. “Me pareció una cosa inconcebible”, dijo en declaraciones radiales, y agregó: “Creo que estamos felices de tener un Papa como el que tenemos, pero meterlo en un afiche con un candidato es una falta de respeto. El Papa es un líder universal, todo el mundo está feliz con él. Ir a sacarse una foto para un afiche de campaña, nunca lo imaginé”.

Una de las adversarias electorales de Insaurralde, la candidata a diputada del Frente Progresista, Margarita Stolbizer, rechazó el afiche de su competidor quejándose por la “marcada desigualdad en la publicidad de las campañas, siendo que los candidatos del oficialismo figuran acompañando a la Presidenta”, dijo, y ejemplificó sus argumentos con “el viaje de Insaurralde para obtener una foto con el Papa, poniendo los recursos públicos a disposición de la candidatura del partido de Gobierno ”.

En el mismo sentido opinó el radical Ricardo Alfonsín: “No deberían hacerse esas cosas. Es lamentable”.

La primera precandidata a diputada por el PRO, Gabriela Michetti, de buena relación con el Papa desde que era Arzobispo de Buenos Aires, dijo que lo visitará pero después de las elecciones: “No quiero ponerlo en el brete de recibirme. Es como meterlo en el barro, en el escenario de la política argentina”. Una vez desatada la polémica, durante una entrevista radial realizada durante la mañana de ayer, Insaurralde se defendió diciendo que no había visto el afiche, y aseguró que “la verdad que no forma parte de la campaña del Frente para la Victoria”.

El candidato había dicho que la fe en Dios lo había ayudado a vencer un cáncer y que fue por eso que le había pedido a la Presidenta que lo lleve a Brasil a ver al Papa.

Fuentes del oficialismo dejaron trascender que los afiches fueron ideados por Albistur, que empapeló la Capital de manera autónoma, sin consultar a la Presidenta. Un gesto de autonomía semejante sería extraordinario en el sistema de de acciones de campaña K, siempre bien controlado por el Gobierno. Por otro lado, en el canal oficial de la campaña K en youtube.com, se destaca el video del encuentro de “Martín Insaurralde con el Papa en Brasil”.