Después de haberlo negado deliberadamente hace tres meses, cuando se presentó a declarar por primera vez ante el Parlamento del Reino Unido en febrero pasado, resulta que se había confundido.

Alexander Nix, el ex directivo de Cambridge Analytica, ha admitido este miércoles ante los diputados británicos que el investigador Aleksandr Kogan entregó información sobre 87 millones de usuarios de Facebook a la firma de análisis de datos en desgracia.

La afirmación, por supuesto, contradice su primer testimonio ante el comité parlamentario que está investigando las noticias falsas y el papel de Cambridge Analytica y Facebook en el referéndum sobre el Brexit en 2016, así como en las elecciones estadounidenses que dieron el triunfo a Donald Trump ese mismo año.

“Por supuesto, la respuesta a esta pregunta debería haber sido ‘sí'”, dijo Nix este miércoles 6 de junio, según recoge Reuters, y aclaró que él había pensado que la otra ocasión le habían preguntado si Cambridge Analytica todavía tenía los datos proporcionados por Kogan, a lo cual respondió que la empresa los había eliminado.

Mi atención se centró en si todavía teníamos los datos … No había ninguna intención de engañar al comité.

Nix fue suspendido de la firma de datos en marzo a raíz del escándalo que ha marcado un antes y un después para Facebook. En tanto, Cambridge Analytica anunció su cierre a principios de mayo, aunque en realidad solamente se llevó a sus directivos a una empresa con otro nombre.

Según Facebook, Kogan recolectó los datos creando una aplicación que fue descargada por 270.000 personas en la plataforma. A través de ThisIsMyDigitalLifefue como accedió a los datos de quienes descargaron la app en Facebook, así como de sus amigos, aunque otra ex empleada de Cambridge Analytica ha afirmado que no fue la única app usada para dicho fin.

Por su parte, Kogan ha declarado que en efecto entregó la información de millones de usuarios de la red social a la firma de análisis de datos. No obstante y pese a las creciente evidencias de lo contrario, Cambridge Analytica ha negado haber usado dichos datos en la campaña de Donald Trump. Para Facebook, Kogan violó sus políticas al pasar los datos a la firma británica. El escándalo pinta para largo.

Fuente: https://hipertextual.com