Los Simones no se cambian por nadie

SAN SIMÓN EN UNO DE SUS ÚLTIMOS CHOQUES EN CASA.

“Este campeonato tiene que ser nuestro”, resumió con total convicción el DT de San Simón, Sandro Patiño, la cara visible de la hazaña que están levantando los universitarios cochabambinos dentro de la Liga Boliviana de Basquetbol (Libobasquet).

Hasta el momento, las cosas para el conjunto dentro del campeonato liguero marchan a pedir de boca.



Los dirigidos por Patiño son líderes en la serie A, mantienen su calidad de invictos tras la séptima fecha y acumulan 12 puntos en la tabla general.

“Todo está saliendo perfecto”, resumió el entrenador, más que conforme con el rendimiento del plantel, vencedor en la última actuación frente a Pichincha.

San Simón se prepara para visitar el fin de semana a CAN, en Oruro. Para el cotejo, el entrenador señaló que “cuidará” al jugador base Pedro Gutiérrez, quien posee un leve golpe, y pondrá en el quinteto al quillacolleño Diego Olguín.

“Estoy muy satisfecho y contento con mis jugadores y mis refuerzos. Dios quiera que se nos dé”, mencionó ayer el estratega local, que ya piensa en el próximo choque que protagonizará en territorio orureño.

El técnico local encontró el ritmo adecuado para dar rendimiento a su equipo, que comenzó su camino en el presente torneo únicamente con dos refuerzos venezolanos porque el presupuesto era austero en la institución. Adquirir jugadores de Estados Unidos era una chance lejana a su realidad económica.

Por su parte, el escenario que vive La Salle es totalmente distinto. La principal preocupación que hay en el cuerpo técnico es que el quinteto deja ir la victoria en la recta final de los encuentros. Ello se repitió en varios encuentros, de hecho, también sucedió en el partido del viernes frente a Peñarol.

El entrenador Marco Corrales, atento a esta falencia, trabaja para revertir el ánimo adverso interno y conseguir un cambio en la siguiente fecha.

Los lasallistas entrenan diariamente en el coliseo Gróver Suárez de la Costanera.

Fuente: opinion.com.bo