Bolivia ingresará al negocio del GNL en busca de más mercados y mejores precios

El segundo jefe de Estado, Álvaro García Linera, anticipó que a mediano plazo el país incorporará este tipo de gas con miras a conquistar el mercado asiático. Durante la reunión de ministros se destacó la importancia de unificar los costos 

E.Estremadoiro F. / JC Salinas C.



Bolivia debe apostar por el GNL (Gas Natural Licuado) para ampliar su oferta en un mercado de gas cada vez  más competitivo. Esa es  la conclusión a la que llegó ayer el vicepresidente, Álvaro García Linera, en el marco del desarrollo del IV Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) en la ciudad de Santa Cruz.El mandatario de Estado hizo una lectura de las primeras conclusiones del evento, que congrega a 19 empresas y organismos el sector gasífero a escala mundial. Una de las conclusiones  fue el ingreso con fuerza del Gas Natural Licuado (GNL), o LNG por sus siglas en inglés, en la oferta global.En la actualidad este producto representa el 30% de la oferta de gas en el mundo. Pero se estima que para el 2040 sea el 60%.Analizando estos datos con pragmatismo, el segundo jefe de Estado dijo que el país no debe perder esta oportunidad.Por eso pidió al Ministerio de Hidrocarburos  incorporar a mediano plazo el GNL al portafolio  del país. Así, aseguró, Bolivia cruzará el Pacífico para ir a Asia, donde está “el epicentro de esa economía capitalista planetaria que va a dominar en este nuevo siglo”.“No solo exportaremos gas por ductos, sino por LNG (GNL) a nuevos mercados con mejores precios. Así es un punto clave de la industria gasífera boliviana, hay que mirar a China, la India, Japón, Vietnam, Malasia”, matizó.

Siguiendo la lectura de las conclusiones, dijo que en la actualidad el mercado internacional cambió mucho. Atrás quedaron los contratos a largo plazo y la negociación de Estado a Estado, como sucede con las exportaciones  que Bolivia hace con Argentina y Brasil. La realidad es otra: muchos actores y contratos a corto plazo, debido a la gran oferta.Prevé que Bolivia puede aprovechar  la coyuntura y obtener mejores precios con Brasil, cuyo contrato  vence en 2019. “En Brasil vendemos a $us 4 el BTU, pero al interior de su mercado se vende a $us 7. Ese margen se puede quedar en manos del Estado boliviano”, aseguró.

Gas contra gasEn este evento, el presidente de la petrolera española Repsol,  Antonio Brufau, señaló que el gas  dejará su dependencia de precio con el petróleo  y  tendrá como referen cia la oferta del mismo producto.

“La vinculación al petróleo está desapareciendo, lo que está más en boga y se visualiza en el futuro es la competencia gas contra gas”, afirmó el empresario.

Ante esta batalla de precios que se avecina aseguró que el principal desafío que tienen las empresas es ser más competitivas.  Dijo que dos puntos impactan en este negocio: la producción de gas de esquitos y la irrupción del GNL (Gas Natural Licuado). El presidente de la estatal boliviana YPFB,  Oscar Barriga, afirmó el miércoles que esa compañía estatal tiene como objetivo a corto plazo “consolidarse como un proveedor confiable”.

No obstante, Herland Soliz, secretario de Energía, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación,  dijo que a la fecha no se cuenta con certificación de  gas, “lo que nos hace ver como un país irresponsable”, dijo.Según datos estatales, Bolivia tiene 120 TCF de reservas entre recursos tradicionales y no convencionales (esquisto).Reunión de ministrosAlrededor de las 17:00, los organizadores del encuentro informaron de que en el salón Chiquitano de la Fexpocruz se iba a desarrollar la reunión extraordinaria de los 17 ministros del área energética que participan del evento.

Luis Sánchez, ministro de Hidrocarburos, agradeció la participación de las autoridades extranjeras e indicó que durante la reunión se analizará la situación del sector y el potencial hidrocarburífero del país.

“Hay expectativa por los resultados que se logren. Es positivo cómo los estudios indican que la demanda de Gas irá en aumento. Es una buena señal”, afirma el ministro Sánchez.A su vez, Seyed Mohammad Hossein Adeli, secretario del FPEG, volvió a indicar que en el foro se buscarán las alternativas para mantener la oferta gasífera y hacer de Bolivia un proveedor importante en la región.

Por su parte, Eulogio Del Pino, ministro Popular de Petróleo  de Venezuela sostuvo que es vital defender el precio justo de los hidrocarburos para beneficio de los pueblos y con el objetivo de sostener los niveles de inversión necesarios para la continuidad operativa de la industria.La autoridad sostuvo que si el precio del petróleo se ubica entre los $us 60 y 70 por barril, este sería un precio de equilibrio.El ministro de Minas de Hidrocarburos de Guinea Ecuatorial, Gabriel Obiang Lima, felicitó al Gobierno boliviano por ser el primero en el continente en organizar el foro y remarcó que es deseo de su país seguir con el ejemplo y ser en África el principal actor en el tema gas y organizador del próximo foro.“Es importante lograr un acuerdo para la defensa del gas y que este recurso permita a las naciones productoras un mejor de-sarrollo”, precisó Lima.Caber señalar que Rusia, Irán, Catar, Argelia, Bolivia, Egipto, Guinea Ecuatorial, Libia, Nigeria, Trinidad y Tobago, Venezuela y Emiratos Árabes son miembros plenos del FPEG.

Fuente: eldeber.com.bo