“Por mi derecho a una educación virtual”, la campaña que recicla y repara celulares para las clases