En Bolivia se consume más soda y cerveza que leche

- Economía

Según un estudio difundido por PIL Andina, cada boliviano consume 42 litros de leche al año, versus 50 litros de gaseosas y 48 litros de cerveza. En un país en desarrollo, lo mínimo de leche que se debe ingerir es 52 litros.

image Dato. El consumo mínimo de leche por cada habitante en los países en vías de desarrollo debería ser de 52 litros por año

AFP. En Bolivia se consume cada año más soda y cerveza que leche, según un estudio difundido por la empresa privada industrializadora de lácteos PIL Andina, de capitales peruanos.

“Los bolivianos consumimos apenas 42 litros anuales de leche por persona, pero en el mismo período se consumen 48 litros de cerveza y 50 de gaseosas, productos nada beneficiosos para el organismo”, afirmó Tito Orellana, gerente comercial de PIL.

Explicó que el consumo mínimo de leche por cada habitante en los países en vías de desarrollo debería ser de 52 litros por año, mientras que el ideal es de más de 150 litros, según parámetros fijados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Otro gerente de PIL Andina, Pablo Vallejo, puso como ejemplo que hay “países como Perú donde (cada persona) consume por el orden de 72 litros (de leche al año) y en Brasil 135″.

PIL Andina, una subsidiaria del grupo peruano Gloria, anunció el inicio de una campaña para fomentar el consumo de lácteos en Bolivia. (El Deber digital)

Se bebe más cerveza que leche

La Razón

Según un estudio difundido por PIL Andina, cada boliviano consume 42 litros de leche al año, versus 50 litros de gaseosas y 48 litros de cerveza. En un país en desarrollo, lo mínimo de leche que se debe ingerir es 52 litros.

image

El consumo de cerveza y gaseosas en el país supera al de la ingesta de leche, según un estudio difundido ayer por la empresa PIL Andina, la cual lanzó una campaña para que la población se incline por los productos lácteos debido a sus nutrientes.

“Los bolivianos consumimos apenas 42 litros anuales de leche por persona, pero en el mismo período se consumen 48 litros de cerveza y 50 de gaseosas, productos nada beneficiosos para el organismo”, afirmó Tito Orellana, gerente comercial de PIL, en un evento para los medios.

Orellana agregó que el consumo mínimo de leche por cada habitante en los países en vías de desarrollo debería ser de 52 litros por año, mientras que el ideal es de más de 150 litros.

La nutricionista Verónica Vargas explicó que los lácteos aportan energía, glúcidos, proteínas de alto valor biológico y lípidos, además de minerales (calcio) y vitaminas necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. “Pocos alimentos son capaces de superar la leche en cuanto al equilibrio en el aporte de nutrientes”, precisó.

Vargas indicó que entre los nueve y 19 años de edad, el ser humano requiere de mayores cantidades de calcio para que el cuerpo logre desarrollarse.

“Los menores de 20 necesitan consumir al menos cuatro lácteos diarios para suplir de manera adecuada sus necesidades nutricionales”, dijo Vargas. Éstos pueden ser leche, yogur, quesos y otros derivados.

Por su parte, el gerente general de PIL Andina, Pablo Vallejo, indicó que en el continente hay “países como Perú donde (cada persona) consume por el orden de 72 litros (de leche al año); y en Brasil 135”. Esta última cantidad, agregó, “se aproxima a lo recomendado para Latinoamérica por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que es de 150 litros por habitante al año. Bolivia está a un tercio por debajo de lo recomendado”, dijo.

Por este motivo, indicó Orellana, PIL Andina inició la campaña denominada “Tres lácteos al día te dan el calcio que necesitas… leche, yogur y queso, son buenos para los huesos”, que busca modificar las costumbres alimenticias de los bolivianos.

“No esperamos que el consumo llegue a 150 litros. Para ello debería haber seis veces más empresas de leche que las que hay, pero, al menos aumentará a números adecuados”, dijo Orellana.

Vargas también informó que en Bolivia, debido al escaso consumo de leche, existen altos niveles de osteoporosis. La osteoporosis es el adelgazamiento del tejido óseo y la pérdida de la densidad en los huesos con el tiempo. “El calcio es el único nutriente de nuestros huesos, y si no consumimos lácteos, disminuimos su fortaleza”, acotó.

Aunque se la suele asociar con las mujeres y los adultos de la tercera edad, la osteoporosis en Bolivia se ha convertido en un problema generalizado, habiendo casos de menores de edad, dijo.

Los datos proporcionados por la nutricionista calculan que más del 60 por ciento de las mujeres del país y alrededor de 15 por ciento de los varones presentan el riegos de sufrir este mal óseo.