El tsunami del Tea Party

sarah-palin-winks Hoy se celebran las elecciones legislativas en Estados Unidos. Y no hay analista político que no haya terminado centrando la cuestión en el fenómeno del Tea Party.

La duda no es si el Tea Party va a obtener un triunfo histórico: eso se da por descontado. Lo único que se discute es la magnitud de dicho triunfo.

En concreto, se da ya por seguro que los candidatos avalados por el Tea Party obtendrán:

Diez puestos de senador (Arkansas, Florida, Idaho, Kansas, Kentucky, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Oklahoma, Carolina del Sur y Utah).

Cincuenta y un escaños en el Congreso (Alabama 4, Alabama 5, Arizona 1, Arkansas 2, California 2, California 3, California 4, California 21, California 22, California 24, California 25, California 40, California 41, California 42, California 44, California 46, California 48, California 50, Colorado 5, Colorado 6, Idaho 2, Kansas 1, Kansas 2, Kansas 3, Kansas 4, Michigan 1, Michigan 2, Michigan 3, Michigan 4, Michigan 6, Michigan 8, Minnesota 2, Minnesota 3, Minnesota 6, Montana, Nebraska 1, Nebraska 2, Nebraska 3, Nevada 2, Nevada 3, Nuevo México 2, Dakota del Norte, Oklahoma 1, Oklahoma 4, Oklahoma 5, Utah 1, Utah 3, Washington 3, Washington 4, Washington 5, Wyoming).

Tres puestos de gobernador (Nuevo México, Oklahoma, Carolina del Sur).

Esos resultados son ya seguros, a la luz de la importante ventaja que los respectivos candidatos llevan en las encuestas.

Lo que se discute es si, además de los anteriores, los candidatos del Tea Party pueden conseguir otra serie de puestos que las encuestas les dan como posibles:

Cuatro en el Senado (Alaska, Colorado, Nevada, Washington).

Diecisiete en el Congreso (Arizona 5, Arizona 7, Arizona 8, California 11, California 20, California 47, Colorado 3, Colorado 4, Hawaii 1, Massachusets 10, Idaho 1, Michigan 7, Minnesota 7, Minnesota 8, Nuevo México 1, Dakota del Sur, Washington 2).

Dos puestos de gobernador (Florida, Minnesota).

En el peor de los casos, los candidatos republicanos proclives al Tea Party se harán con el diez por ciento de los puestos del Congreso y el Senado. En el caso más favorable, podrían llegar al quince por ciento.

Libertad Digital – España