Gobierno propone educación antiimperialista en Ley Avelino

- Política

Proyecto: La formación será además “despatriarcalizadora”, es decir que buscará fomentar la igualdad de género. “La educación se fundamenta en las siguientes bases: es descolonizadora, liberadora, revolucionaria, antiimperialista, despatriarcalizadora y transformadora de las estructuras económicas y sociales”. También “es laica, pluralista y espiritual, reconoce y garantiza la libertad de conciencia y de fe”, señala parte de la Ley Educativa Avelino Siñani-Elizardo Pérez elaborado por el MAS.

image Educación: estudiantes participan en una clase en un colegio fiscal de La Paz

La Prensa

El proyecto de Ley Educativa Avelino Siñani-Elizardo Pérez elaborado por el oficialismo propone, entre otras cosas, fundamentar una educación antiimperialista y despatriarcalizadora, según reza el documento al que tuvo acceso La Prensa.

“La educación se fundamenta en las siguientes bases: es descolonizadora, liberadora, revolucionaria, antiimperialista, despatriarcalizadora y transformadora de las estructuras económicas y sociales”, señala parte de la norma.

Sobre el punto, el viceministro de Educación Regular, Iván Villa, explicó que el tema de antiimperialista va de la mano con la descolonización, es decir que la ley dejará de responder a las realidades y exigencias de otros países, y se centrará en rescatar la cultura, costumbres y realidad bolivianas.

“Ya no estamos con esa política de seguir con presiones o imposiciones de otros países, especialmente del imperialismo, a eso se refiere lo de antiimperialista. Y lo de despatriarcalizadora va directamente con lo que es la situación del género. Los patriarcas venían con la imposición del hombre hacia la mujer, tenían un predominio. Entonces el término apoya lo que es la equidad de género”.

Consultado sobre cómo afectará la inclusión de esas dos ideas en la currícula escolar, la autoridad precisó que “lo antiimperialista viene como política de Estado. Es una educación que no es impuesta en función a políticas económicas sociales de otros países, que siempre han tenido el dominio. Se quiere que la filosofía de la educación responda a la realidad nacional y por eso se va a priorizar rescatar lo nuestro en cuanto a lenguas, cultura, saberes ancestrales, pasajes históricos para conocer la realidad de quienes han aportado más en la independencia. Luego vendrá el estudio del continente y finalmente lo mundial”.

Si bien ninguno de estos dos términos es observado por el Magisterio Urbano, el sector tiene otra interpretación del concepto “antiimperialista”.

Para el dirigente Adrián Quelca, “se quiere visualizar el proceso histórico desde un punto de vista crítico para identificar a los países y a los organismos financieros internacionales que han direccionado la política interna de varios países, entre ellos el nuestro. La educación antiimperialista pasa por concienciar entre los estudiantes y la población sobre la necesidad de desarrollar una política interna y externa con plena soberanía”. Sobre la despatriarcalización, el dirigente señaló que se busca la equidad de género.

Según fuentes oficialistas, el proyecto de ley educativa, que este medio pudo conocer, es el último documento consensuado con diferentes sectores sociales. Sin embargo, éste no tomó en cuenta una observación anterior de la Defensoría del Pueblo en sentido de suprimir el término “antiimperialista” e incluir la palabra “inclusiva”.

La Prensa intentó conocer la posición del defensor Rolando Villena y de la Iglesia sobre la educación antiimperialista y despatriarcalizadora, pero en ambos despachos informaron que sus autoridades no se pronunciarán hasta tener una versión oficial del documento.

Otras bases de la educación

Según el inciso 6 del artículo 3 del proyecto de Ley Educativa Avelino Siñani-Elizardo Pérez, la educación “es laica, pluralista y espiritual, reconoce y garantiza la libertad de conciencia y de fe y de la enseñanza de religión, así como la espiritualidad de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, fomenta el respeto y la convivencia mutua entre las personas con diversas opciones religiosas, sin imposición dogmática, y propiciando el diálogo interreligioso”.

El inciso 4 del mismo artículo señala que la educación es única, diversa y plural. Única en cuanto a calidad, política educativa y currículo base, erradicando las diferencias entre lo fiscal y privado, lo urbano y rural. “Diversa y plural en su aplicación y pertinencia a cada contexto geográfico, social, cultural y lingüístico, así como en relación a las modalidades de implementación en los subsistemas del Sistema Educativo Plurinacional”, mientras que en el inciso 5 señala que la educación es unitaria e integradora.

Proyecto

Artículo 3. Bases de la educación

La educación se sustenta en la sociedad a través de la participación plena de las bolivianas y los bolivianos en el Sistema Educativo Plurinacional, respetando sus diversas expresiones sociales y culturales, en sus diferentes formas de organización. La educación se fundamenta en las siguientes bases:

1. Es descolonizadora, liberadora, revolucionaria, antiimperialista, despatriarcalizadora y transformadora de las estructuras económicas y sociales; orientada a la reafirmación cultural de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, las comunidades interculturales y afrobolivianas en la construcción del Estado Plurinacional y el Vivir Bien.

2. Es comunitaria, democrática, participativa y de consensos en la toma de decisiones sobre políticas educativas reafirmando la unidad en la diversidad.

3. Es universal, porque atiende a todas y todos los habitantes del Estado Plurinacional, así como a bolivianas y bolivianos que viven en el exterior, se desarrolla a lo largo de toda la vida, sin limitación ni condicionamiento alguno de acuerdo a los subsistemas, modalidades y programas.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?