Caso Rózsa. Diputado de Hungría: “Bolivia no respeta ni sus propias leyes”

- Seguridad

Proceso. Un diputado húngaro visitó Bolivia para garantizar un proceso justo para Elod Tóázó, acusado de terrorismo. El diputado Gulyas dijo que se podría reconsiderar la cooperación europea al país

“Bolivia no respeta ni sus propias leyes”

image Página Siete / La Paz - 14/05/2012

El diputado húngaro Gergely Gulyas acompañado del traductor Marton Vajna. Página Siete

Un diputado de Hungría Gergely Gulyas que visitó el país se fue preocupado por el avance de la investigación del caso de presunto terrorismo, específicamente por la situación del detenido Elod Tóázó y por lo ocurrido con Eduardo Rózsa y Arpad Magyarosi, asesinados hace tres años en un operativo policial en el Hotel Las Américas, de Santa Cruz.

¿Cuál es la conclusión principal de su visita a Bolivia?

Es natural que, habiendo en este caso un ciudadano húngaro, el Gobierno húngaro y los partidos representados en el Parlamento hagan lo posible para ofrecer una asistencia diplomática y, en la medida de lo posible, para que este ciudadano no sea privado de sus derechos humanos. Éste fue el objetivo de nuestra visita y se han confirmado nuestras preocupaciones en torno al caso de Tóázó y otros. Al parecer, Bolivia no respeta ni sus propias leyes, menos los acuerdos internacionales.

¿Está convencido que en el “caso Rósza” se trataba de una célula terrorista que intentó perpetrar un atentado para asesinar a Evo Morales?

Por supuesto que no estamos convencidos de ello. Sin embargo, como tres personas de aquel grupo ya no viven, han sido asesinadas, la información que tenemos es sobre Elod Tóázó y estamos convencidos de que él no ha venido a Bolivia con el fin de perpetrar semejante acto.

¿Cuáles son las leyes internacionales y bolivianas que nuestro Gobierno no respeta?

Primero, después de una vista realizada al centro penitenciario de La Paz, es evidente que no se respetan los derechos de Elod Tóázó. Segundo, hemos consultado con los abogados de Tóázó y nos informaron que los 36 meses que supone la ley en Bolivia para el arresto preventivo ya se han cumplido. Cuando él se encontraba arrestado, esta ley fue modificada con un efecto retroactivo que lo perjudica.

Las Naciones Unidas, el grupo de trabajo sobre detención arbitraria, ha determinado que se violaron estas leyes y lo que es evidente es que los 36 meses, establecidos por una ley boliviana, durante los que debería concluir un proceso penal, ya se han cumplido. Sin embargo, el proceso ni siquiera ha comenzado. Y no podemos aceptar tampoco el argumento de que la postergación de este proceso haya resultado de ciertos obstáculos puestos por Tóázó o los otros imputados, porque las autoridades competentes han tenido la oportunidad de ponerlo en juicio en cualquier momento durante los tres últimos años.

¿Cree posible que las personas que murieron en el Hotel Las Américas hayan sido ajusticiadas, acribilladas?

Lo que sabemos es que dentro del país hay un debate de política interna. Lo que es evidente es que la autopsia que tenemos no demuestra que los hechos hayan pasado de la forma que expone la acusación. Sin embargo, la posición del Gobierno húngaro es que no quiere entrometerse en ninguna forma y bajo ningún concepto en la política interna de Bolivia . Nuestra posición general es que los principios de derecho internacional deben ser respetados en todos los procesos judiciales. Mientras un ciudadano húngaro esté detenido en un país extranjero, el Gobierno húngaro va a hacer un seguimiento desde muy cerca para que sus derechos sean respetados.

Usted ya ha visto que este caso, al parecer, no se está llevando adelante de manera justa; ¿cuáles son las acciones concretas que Hungría va a tomar?

Hungría es miembro de la Unión Europea, por tanto, lo que el Gobierno va a hacer es llamar la atención de las instituciones europeas sobre este proceso. Esto significa tanto a la Comisión Europea como el Parlamento Europeo. La Unión Europea da un considerable dinero en cooperación internacional para Bolivia cada año. Y opinamos que si Bolivia no respeta los derechos de un ciudadano europeo, entonces hay que repensar, hay que reflexionar sobre la vigencia de estas ayudas de cooperación.

Las Naciones Unidas también están pendientes de este caso. Ya se ha hecho una resolución sobre detención arbitraria en diciembre del año pasado, diciendo que la detención de Tóázó ha sido arbitraria y vamos a acudir a todos los organismos internacionales que tengan jurisprudencia en Bolivia.

No es un secreto que, en esta ocasión, nos hemos reunido con el representante del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y nos han dicho que están muy pendientes de la evolución del proceso. Estamos intentando que se forme una cooperación entre todas estas instituciones involucradas. Lo que debe quedar claro es que de ninguna manera queremos entrometernos en los asuntos internos de este país.

¿Cuánto conoce sobre Elod Tóázó?

En principio estamos al corriente de lo que ha pasado desde que él ha sido detenido en Bolivia. El es húngaro, de Transilvania, es decir de la comunidad húngara que vive en Rumania, en el país limítrofe con Hungría. Ha venido engañado a Bolivia. Le dijeron que hay muchas oportunidades en Bolivia y lo invitaron a montar una empresa de viajes, de turismo, y una empresa de transportes. Ésta fue la promesa por la que él ha decidido venir a Bolivia.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?