Pequeños deudores piden retroactividad en la nueva Ley de Bancos

Unos 120 mil prestatarios de Bolivia buscan exponer sus problemas ante el Gobierno.

La Federación Nacional de Pequeños Deudores o Prestatarios (Fenapdop) pidió que la presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño, escuche las amargas experiencias y sufrimientos de, aproximadamente, 120 mil afiliados de esta organización por haber asumido deudas y créditos con las entidades bancarias, y que en muchos casos perdieron sus viviendas o están a punto de ser rematadas por no cumplir con los pagos, a causa de las altas tasas de interés que cobran los bancos.

Pequeños deudores piden al Legislativo retroactividad en la nueva Ley de Bancos

El 2004, esta organización logró un “Acuerdo Marco” con las entidades bancarias para modificar los planes de pagos y la reducción de los intereses de sus deudas hasta en un 60 por ciento, tras asumir medidas de acción como la toma del Parlamento Nacional en diciembre de 2003.

imageEL DIARIO, La Paz

Clientes de un banco realizan transacciones en las ventanillas de una agencia de la ciudad de La Paz. Foto archivo La Razón.

La Federación Nacional de Pequeños Deudores o Prestatarios (Fenapdop) pidió al Gobierno y a la presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño, una reunión para exponer las amargas experiencias y sufrimientos de la mayoría de los 120 mil afiliados de esta organización por haber asumido deudas y créditos con las entidades bancarias, pues en muchos casos perdieron sus viviendas o están a punto de que se las rematen por no cumplir con los pagos, a causa de las altas tasas de interés que cobran los bancos.

La representante nacional de esta federación, Natividad Gonzales, dijo en entrevista con ANF que si el Senado aprueba la nueva Ley del Sistema Financiero tal como está, continuarán los “dilemas y el calvario” de sus afiliados, por lo que solicitan se considere un artículo especial para lograr la retroactividad de esta norma, sobre todo dirigida a evitar los remates de casas a bajos precios y se considere bajar las tasas de interés que en la actualidad cobran los bancos, ya que considera que bajarán sustancialmente con la vigencia de la nueva ley.

Recordó que el año 2004 se logró un “Acuerdo Marco” con las entidades bancarias para modificar los planes de pagos y la reducción de los intereses de sus deudas hasta en un 60 por ciento: “Esto, tras asumir medidas de acción como la toma del Parlamento Nacional en diciembre de 2003, por tanto esperamos se pueda encontrar soluciones favorables en el tratamiento de esta ley para los prestatarios antiguos y actuales y no solamente para los futuros prestamistas”.

“Sabemos que está la ley que se va a promulgar, entrará en rigor hacia adelante y qué va pasar con los prestatarios de años anteriores”, preguntó Gonzales a las autoridades del Gobierno y del Legislativo, al calificar de imperioso se realice una reunión con este sector para lograr acuerdos y soluciones que pongan a los abusos cometidos por los banqueros contra la mayoría de las personas que se prestaron dinero y por diversas circunstancias no lograron pagar los altos intereses de la deuda contraída.

RETROACTIVIDAD

El artículo 123 de la Constitución Política del Estado (CPE) señala: “La ley sólo dispone para lo venidero y no tendrá efecto retroactivo, excepto en materia laboral, cuando lo determine expresamente a favor de las trabajadoras y de los trabajadores; en materia penal, cuando beneficie a la imputada o al imputado; en materia de corrupción, para investigar, procesar y sancionar los delitos cometidos por servidores públicos contra los intereses del Estado; y en el resto de los casos señalados por la Constitución”.

Otra de las observaciones que hizo la representante de los prestatarios a este proyecto de ley, es la presunta unificación de la ley de Bancos con la 1760, (Ley de Abreviación Procesal Civil y Asistencia Familiar) donde las penas se agravarían para quienes no puedan pagar sus deudas o moras a las entidades financieras, perdiendo sus bienes inmuebles: “Porque se determina el remate de sus propiedades a precio de gallina muerta”.

En ese marco, Natividad Gonzales espera se concrete un encuentro con las autoridades de Estado y del Legislativo para que se pueda consensuar una ley de provecho tanto para el Gobierno, los prestatarios antiguos y la banca privada, lo que les permitiría dejar de ser “esclavos del banco”.

CONDONACIÓN

La Federación Nacional de Pequeños Deudores o Prestatarios fue fundada el año 2001 y está afiliada a la Central Obrera Boliviana (COB), organización que después de largas jornadas de protesta logró el año 1998 aglutinar a más de 63 mil asociados y en la actualidad a 120 mil, en busca de la condonación de sus deudas, pero sin resultados favorables. De esa manera se fundó Fenapdop para proteger y asesorar a aquellas personas que por diferentes circunstancias y necesidades de la vida adquirieron préstamos bancarios, que hoy en día no pueden cancelar por los altos intereses.

TERCERA EDAD

Por su parte, el representante de las personas de la tercera edad de la Asociación Nacional del Adulto Mayor de Bolivia (Anambo), Wenceslao Arévalo, quien apoya a los prestatarios, mostró su preocupación por la futura promulgación de la ley del Sistema Financiero, siendo que quienes elaboraron la misma no habrían visto soluciones para este sector, pues en varios casos son los que ponen de garantías sus bienes inmuebles para que sus familiares obtengan un crédito financiero.

“Este proyecto de ley de Banco es muy preocupante, sobre todo para aquellos adultos mayores que han quedado deudores por garantizar a otras personas y bueno han pagado el capital y se han quedado con los intereses en mora… Se prestan un préstamo se dice con bajos intereses, pero cuando va avanzando, van depositando, sigue la tasa de interés”, sostuvo Arévalo.

El representante dijo que hubo casos de personas que llegaron a enfermarse de embolia cuando recibieron la noticia del remate de sus casas, que les costó una vida de sacrificios para obtenerla o construirla, “pero por una deuda no solo perdieron su patrimonio sino hasta la vida”.

Categorías Economía