Santa Cruz es el centro del narcotráfico; se triplica número de consumidores en Bolivia

El comercio de la droga se expande. Los puntos de venta de cocaína y marihuana proliferan cada vez más. En un recorrido por barrios y boliches se constató que un sobre de pasta base se consigue en solo Bs 10. En Santa Cruz, Trinidad y Oruro se triplicó el número de consumidores. Hasta la fecha se ha detenido a un promedio diario de cinco narcos.

Se puede comprar droga desde Bs 10 en la ciudad

EL MICROTRÁFICO MARCA A LA CAPITAL. Los que conocen este submundo urbano afirman que no hay un cifra de los puntos de venta. Para la Felcn, los ‘golpes’ a los traficantes han hecho que el precio del alcaloide aumente.

image

EL DEBER, Santa Cruz, Bolivia

Este vehículo pasó por el lugar dos veces, la segunda se quedó, trató con el sujeto y luego se fue. Foto El Deber.

Las historias de que en la capital cruceña es fácil conseguir droga quedan pequeñas cuando se constata que el número de puntos de venta en la capital es prácticamente incalculable y que para encontrar a un comercializador de ‘blanca’ (cocaína) o de ‘hierba’ (marihuana) solo hace falta subirse a un taxi. 

“Todos los que trabajamos por la noche sabemos los lugares donde se vende droga”, afirmó Johnny, un ‘tachero’, mientras conducía su vehículo hacia el barrio 27 de Mayo.

Allí, poco después de las 22:00, llama la atención ver a un joven parado en una esquina del barrio, aparentemente observando la noche. Sin embargo, a los pocos minutos un vehículo se acerca, conversan algunos segundos y luego el motorizado se aleja. “Mire, ya le vendió un sobre”, indica el conductor.

Una escena similar se observó las noches del miércoles y el jueves, cuando EL DEBER trató de conocer los sitios donde se mueve el microtráfico.

En zonas como la radial 10 final, el barrio Virgen de Luján, el quinto anillo norte o en inmediaciones de Los Mangales, los sitios donde se vende alcaloide son casas pequeñas, generalmente viejas, a las que llegan solo aquellos que conocen.

Algo muy diferente sucede en algunos boliches nocturnos, donde agentes de seguridad y garzones se convierten en los ‘taxistas’ de los consumidores.

Lo mismo pasa en ciertos moteles, donde la venta no solo se limita a la droga, también se oferta el comercio sexual. “Uno puede instalarse en un motel y llamar para pedir ‘blanca’ y mujeres”, afirmó Freddy, un drogodependiente que trata de salir del vicio y que conoce los ‘bericuetos’ del negocio.

Precios y consumidores

Si bien actualmente se puede conseguir un sobre de pasta base en Bs 10 y una bolsita de marihuana en Bs 30, estas cifras se han incrementado debido a la alta demanda de los ‘viciosos’.

Un agente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), que a diario busca ‘cazar’ microtraficadores, afirma que la ‘blanca’ ahora cuesta Bs 30 y la ‘hierba’ Bs 50. “Esto sucede porque estamos ‘golpeando’ a diario a los traficantes”, asegura.

Cifras oficiales del microtráfico indican que entre enero y abril se detuvo a 215 traficantes y que se decomisó más de 400.000 dosis de droga. A esto se suma el dato conocido en una reunión de terapeutas, donde se afirmó que en Santa Cruz, Trinidad y Oruro el número de consumidores se triplicó. Estiman que en la capital hay más de 20.000 adictos

“He visto niños de 9 años fumando marihuana”

Germán (Pocho) /  Drogodependiente

Intenta cambiar, luego de estar por 23, de los 38 años de vida que tiene, en la calle. Ha sufrido cuatro recaídas y además de su adicción a las drogas, ahora también lucha contra el Vih/sida

¿Qué tan fácil es conseguir droga en la ciudad?

Conseguir la droga en Santa Cruz es fácil, pero se tienen que manejar ciertos códigos. En toda la ciudad se puede conseguir, pero hay que pagar a los intermediarios.

¿Por qué hay cada vez más consumidores?

La  mayoría buscamos salir de nuestros problemas en las drogas, tratamos de llenar ese vacío que sentimos.

¿A qué edad comenzaste a consumir droga?

Empecé a fumar marihuana a los 14 años, en el colegio. Gastaba todo el dinero de mi recreo para comprar la droga.

¿Qué te indujo?

Primero fue la curiosidad, pero luego se convirtió en un hábito.

¿Desde qué edad se está consumiendo droga?

En la zona de la avenida Piraí he visto niños de nueve años fumando marihuana.

¿Los obligan?

A nadie obligan ni le ponen un cuchillo o una pistola al ‘coto’, ellos llegan solos a drogarse

Hay más de 300 gremios urbanos

Los que han vivido en medio de los adictos y los taxistas que ahora conocen la mayoría de los puntos donde se vende droga, coinciden en señalar que no se puede calcular el número de sitios donde se comercializa el alcaloide. Para ellos, el número es indeterminado, pues afirman que en colegios, canales de drenaje y boliches hay uno o más expendedores de droga.  

Sin embargo, los drogodependientes en rehabilitación señalan un dato que se puede acercar a la realidad de los puestos de venta. Aseguran que en la ciudad hay más de 300 gremios urbanos (grupos de drogadictos donde consumen y comercializan droga), diseminados en zonas como la Villa Primero de Mayo, Los Lotes, alrededores del río Piraí, el Plan Tres Mil y en casi todos los canales de drenaje.

Santa Cruz es el centro de todo en narcotráfico

El tráfico ilícito afianza sus tentáculos en nuestro territorio. Hasta la fecha se ha detenido a un promedio diario de cinco narcos.

image

EL DEBER.- Los informes estadísticos del secuestro de droga en el país muestran al departamento cruceño como el centro de todo en materia de narcotráfico. De los totales nacionales, Santa Cruz ocupa, en todos los campos, más del 50%.

Hasta finales del año pasado, la información mostraba un mapa boliviano sobre el tráfico de drogas en el cual Cochabamba aparecía como la región donde más fábricas de pasta base se encontraban y Santa Cruz era el departamento donde los laboratorios de cristalización del alcaloide se habían incrementado como hongos.  

Sin embargo, ahora esta realidad cambió drásticamente, ya que hasta mediados de este mes, de las 2.687 fábricas de cocaína destruidas por los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), 1.910 están en nuestra localidad. Vale decir que más del 70% de estos espacios donde los traficantes convierten la hoja de coca en alcaloide se han ubicado en diferentes municipios cruceños, fenómenos que antes ocurrían en localidades cochabambinas. 

Respecto a los laboratorios donde la droga es ‘mejorada’, principalmente con técnicas traídas desde Colombia, la situación se mantiene. De los 26 destruidos en el país, 21 está en territorio cruceño, muchos de los cuales están ubicados en las áreas consideradas rojas para el Gobierno, como San Germán o Yapacaní.

Allí la Felcn detectó el 80% de todos los centros de refinamiento de alcaloide y se secuestró un buen porcentaje de las 6,3 toneladas de cocaína halladas en estos lugares.

Análisis policial

El director general de la Felcn, Mario Centellas, explicó que este fenómeno se da porque Bolivia, al ser un país de tránsito para la droga, tiene en Beni y Santa Cruz las dos regiones que más utilizan los narcotraficantes para sacar la producción de cocaína y marihuana hacia Brasil y Chile, y que luego es enviada a mercados europeos o africanos.

Por su parte, el director departamental interino de la Felcn, Marco Antonio Cortez, afirmó que la situación que estamos viviendo tiene una parte de su explicación en el movimiento socioeconómico del departamento y el dinero circulante existente, lo que, según su punto de vista, provoca una ‘atracción’ para narcos de otros países.

La autoridad señala que un problema que se debe solucionar es el ingreso de extranjeros al país, que se ven ‘seducidos’ por las mafias y comienzan a operar en nuestra región, donde en los seis primeros meses de este año se ha detenido a un promedio de cinco personas vinculadas al tráfico ilícito de drogas y donde al día se ejecutan más de ocho operativos

Otros detalles

Ruta de marihuana

Durante las últimas semanas la Felcn ha secuestrado cientos de kilos de marihuana, que se presume fue acopiada y preparada para su traslado en Paraguay. Debido a estos hallazgos, los agentes de la Felcn afirman que el territorio cruceño se ha convertido en un puente de los narcos que negocian la ‘hierba’.

Pistas y emisarios

Informes de las autoridades peruanas señalan que en regiones como Santa Cruz y Beni se han detectado pistas clandestinas para que operen los traficantes de su país. Por otro lado, desde hace varios años que en tierra cruceña se confirmó la presencia de emisarios de grupos criminales brasileños.

La población dejó de ser sensible al problema de las drogas

Richard Durán Canelas – Rescate-Ebenezer

Lo que más se está consumiendo en Santa Cruz son los sicotrópicos, hay una gran demanda de pastillas, lo mismo que el sulfato base de cocaína, el crac (llamado también cristal y que es altamente adictivo) y la marihuana.

Fumar hierba es una situación normal en nuestra sociedad. Ya no resulta extraño ver a un joven en la calle sacando las semillas a la marihuana, es parte del paisaje de la urbe. Se ha ‘naturalizado’ el uso de todo tipo de sustancias controladas.

Antes había sectores para utilizar los alcaloides, ahora se consume donde sea y como sea y en el momento que se quiera. La población dejó de ser sensible al problema de las drogas. Ahora ven a un niño oliendo clefa en la calle y solo le piden paso, ya no se alarman, se ha vuelto algo natural.

Resulta muy difícil calcular la cantidad de lugares donde se vende droga en la ciudad, pero como el consumo se ha incrementado hay más demanda y más vendedores.

El combate que se realiza por parte de la Policía para eliminar los puntos de microtráfico ha hecho que el costo de las sustancias controladas se incremente. Hay una agitación entre la gente vinculada a este negocio ilícito. La droga se puede encontrar desde Bs 10 el sobre y la cuartilla Bs 25, es un negocio redondo y muy rentable.

La gente que maneja el circuito de la comercialización de la droga son personas que mueven muchos recursos económicos y que están ocultas.

Para frenar este problema se tiene que reforzar el núcleo de la sociedad, la familia, los padres. Se tiene que hacer un trabajo muy intenso con ellos, ya que por falta de interés o desinformación, creen que sus hijos no caerán en este vicio y no se dan cuenta de que los microtraficantes están a la vuelta de la esquina de su casa.

Muchas familias son codependientes de los drogadictos, porque recurren a los fármacos y se vuelven adictas.