Propuesta de escaños del TSE activa líos regionales en Bolivia

- Política

Presión. Beni, Potosí, Chuquisaca y Pando anuncian medidas de presión por curules en Asamblea Legislativa.

image

Sucre. El alcalde Moisés Torres (c) anuncia la marcha de protesta por la pérdida de un escaño. AFKA.

La Razón / La Paz, Sucre

Al menos cuatro regiones anunciaron medidas de presión contra la nueva asignación de escaños que propone el Tribunal Supremo Electoral (TSE). El ente que representa al poder electoral nacional reiteró que se hizo un análisis técnico, basado en la equidad y la proporcionalidad.

De acuerdo con el proyecto del TSE, Santa Cruz recibirá tres escaños más, los cuales provendrán de Beni, Chuquisaca y Potosí. La modificación se la plantea en virtud al número de habitantes y al desarrollo económico de cada departamento; la base son los resultados del Censo 2012, que fueron cuestionados por distintas regiones.

Bajo esos parámetros, se hizo una redistribución “técnica, justa y transparente, porque en el pasado sólo había acuerdos político-partidarios para determinar el número de escaños parlamentarios”, manifestó el vocal del TSE Ramiro Paredes. Sin embargo, pese al argumento técnico, las medidas de presión se activaron y las regiones se organizan para ejecutar movilizaciones.

Instituciones de Sucre se declararon en estado de emergencia y convocaron para el 1 de octubre a una marcha contra la reducción de un escaño. El alcalde de Sucre, Moisés Torres Chivé, acompañado de dirigentes de la Central Obrera y juntas vecinales, argumentó que al estar cuestionados los resultados del censo éstos no pueden ser tomados como base para la reasignación de los curules.

El presidente del Comité Cívico de Intereses de Chuquisaca (Codeinca), Milton Barón, llegó a La Paz para pedir a la dirigencia del MAS que no apruebe una ley sobre escaños que afecte los intereses de la región.

La Gobernación de Chuquisaca, en manos del Movimiento Al Socialismo (MAS), a través del secretario de Comunicación, Jairo Arancibia, criticó la marcha, por considerarla una acción distractiva ante el fracaso de la gestión municipal (en manos de la oposición).

En Potosí, el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Johnny Llally, dijo que el consejo consultivo de instituciones del departamento definió realizar un cabildo en noviembre.  Sin embargo, confirmó un paro de actividades el 2 de octubre, en protesta por la no ejecución de una fábrica de cemento en el departamento. La medida también servirá para exigir la restitución del escaño perdido, según registró la agencia ANF.

Por su parte, el exgobernador del Beni Ernesto Suárez afirmó que para evitar la confrontación de regiones se debe reformar la Constitución y ampliar el número de representantes.  También el Comité Cívico beniano determinó, con instituciones y sectores, ir a un paro cívico el  2 de octubre.

Por su parte, organizaciones de Santa Cruz anunciaron la defensa, en la Asamblea Legislativa, de los tres escaños que el ente electoral les asignó. Pese a que no perdió ningún escaño, Pando también está en emergencia porque alega que debido a su incremento poblacional debería acceder  a por lo menos una diputación más.

Ante este escenario, Paredes argumentó que la distribución se hizo según indica la Constitución, es decir con base en la cantidad de habitantes de cada departamento y por equidad: un número de escaños mínimo a las regiones con menor población y menor grado de desarrollo económico. “Entonces, el movimiento de uno menos en tres departamentos es debido al comportamiento poblacional”.

El nuevo mapa en el legislativo

Cantidad

De acuerdo con la propuesta del TSE, La Paz quedará con 29 escaños, Santa Cruz con 28, Cochabamba con 19, Potosí con 13, Chuquisaca con 10, Oruro y Tarija con 9 cada uno, Beni con 8 y Pando con 5. Hasta el lunes, el proyecto será enviado a la Asamblea para el correspondiente debate; en esa instancia puede modificarse. Para el cambio, se debe aprobar una ley de escaños.

MAS convoca al TSE para que explique redistribución

El MAS en el Legislativo convocará la próxima semana a los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que brinden una explicación sobre la propuesta de nueva distribución de escaños parlamentarios.

“Hay que revisar la fórmula (…). Vamos a hacer las gestiones para que los vocales, sobre todo Ramiro Paredes, quien elaboró la fórmula, puedan hacer una exposición en la Asamblea Legislativa sobre el proceso que llevó a esos resultados”, señaló la presidenta del Senado, Gabriela Montaño.

Según la Constitución, el Órgano Electoral debe elaborar y aprobar en Sala Plena la propuesta de reasignación de escaños y enviarla al Órgano Legislativo. Paredes dijo que  existe la disposición de brindar las explicaciones en cualquier escenario, a solicitud de las partes, pero que el TSE aún no fue convocado.

Aumentan los asientos plurinominales

Según la nueva distribución de escaños que presentó el Tribunal Supremo Electoral (TSE), las diputaciones plurinominales se incrementarán de 53 a 60 y las uninominales disminuirán de 70 a 63 curules.

Ante dichas sumas y restas, sin embargo, el vocal del TSE Ramiro Paredes dijo que esta situación no implica una reducción ni aumento de representantes políticos, sino un ajuste en el marco de la equidad, como indica la Constitución.

El artículo 146 de la Carta Magna señala que en cada departamento se nominará la mitad de diputados en circunscripciones uninominales (elegidos por voto directo de su circunscripción electoral) y la otra, en plurinominales (diputados electos como parte de la plancha presidencial).

“La propuesta del Tribunal Electoral fue para resolver y darle aplicación a lo que manda la Constitución en cuanto a la equidad. No se disminuye nada, sino que se respeta el principio de equilibrio que establece el artículo 146”, explicó Paredes.

También aclaró que esto no implica la desaparición de circunscripciones, sino que habrá una nueva delimitación, en virtud al desarrollo demográfico que registró el Censo 2012. El vocal Paredes agregó que las circunscripciones electorales uninominales tendrán continuidad geográfica, afinidad y continuidad territorial; no trascenderán los límites departamentales y se basarán sobre todo en criterios de población y extensión territorial.

“Según el censo, han habido cambios poblacionales y eso da lugar a que se modifiquen los límites de las circunscripciones uninominales. Dependiendo del comportamiento poblacional en el departamento, puede ser que una población sumada a otra, con afinidad territorial, se fusionen y conformen una sola circunscripción”, indicó.