“Doble aguinaldo” ocasiona alza de precios de productos

- Economía

En Bolivia, los comerciantes aseguran que la suba del costo de la canasta familiar, el aumento de tarifas en el transporte público, entre otros, es porque deben pagar segundo aguinaldo a sus empleados.

image

EL PRECIO DEL CEMENTO SUBE ENTRE 6 Y 8 BOLIVIANOS EL QUINTAL, ENTRE OTROS PRODUCTOS.

Oruro, (EL DIARIO).- Una peligrosa elevación de los precios de artículos de uso y consumo se advierte en el mercado de Oruro, como consecuencia del "doble aguinaldo" que se debe pagar hasta febrero del 2014. "Tenemos que pagar el doble aguinaldo", explicaron los dueños de las tiendas y almacenes.

El kilo de carne se vende en 35.00 bolivianos, 5.00 bolivianos más que el precio normal; el tamaño del pan se ha reducido a la mínima expresión; el precio del cemento subió de 42.00 a 50.00 bolivianos.

"La crisis económica se genera precisamente en las épocas de bonanza, porque no se toman previsiones para el futuro y se distribuye dinero sin control de ninguna naturaleza", afirmó el doctor en economía, Ramiro Luján Chávez, al advertir una etapa peligrosa de inflación.

Los precios de los alimentos han subido. El precio de los pasajes en el transporte ha aumentado hasta en 25 por ciento, con el aval de los dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales. Los dirigentes de la Federación de Choferes San Cristóbal justificaron su postura, porque "también hay que pagar el doble aguinaldo a los choferes".

Las quejas de los vecinos, sin embargo, subieron de tono en contra de los dirigentes de las juntas vecinales, porque "se ha marchado en contra de la elevación del precio de los pasajes, pero a los dos días aceptan un incremento, como si no les afectara a ellos".

Los problemas se agudizaron durante los últimos días, porque "se paga 1.50 bolivianos y no devuelven cambio de 0.10 bolivianos (10 centavos) y cuando se reclama, los choferes contestan: si no quieres pagar, te bajas, porque tus dirigentes han aceptado".

Según el acuerdo logrado entre los vecinos y los choferes, la tarifa oficial será de 1.40 bolivianos en minibuses y 1.20 bolivianos en micros, de parada a parada. "Me han botado de los micros. No quieren ni siquiera 1.20, sino 1.50 bolivianos. Los choferes están cometiendo abusos", dijo una señora a los medios de comunicación.

El kilo de carne se vendía en 30.00 bolivianos. En dos días, ha subido a 35.00 bolivianos. Otras comerciantes venden hasta en 40.00 bolivianos.

Los panetones que antes se vendían en 24.00 y 25.00 bolivianos, ahora se venden en 35 y 40 bolivianos. Cuatro panes grandes, que hasta hace una semana se vendía en 10.00 bolivianos, ahora se vende en 15.00 bolivianos.

En las tiendas de barrio se vende pan a 0.40 bolivianos, pero el tamaño ha disminuido notoriamente, porque "también a los panificadores y a los ayudantes, hay que pagarles el doble aguinaldo".

El peso normal de un pan debía ser de 65 gramos, pero ahora se elabora de 45 gramos.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Oruro, Fernando Dehne, expresó preocupación por la situación en que se encuentran los dueños de las empresas, grandes y pequeñas.

"Ni siquiera ampliando el plazo hasta febrero, se podrá pagar el doble aguinaldo. La situación económica en Oruro es diferente a la economía de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. El Gobierno debería crear incentivos para las empresas que están ubicadas fuera del eje central del país", expresó.

En los almacenes y tiendas, donde se venden artículos de construcción, se advirtió ocultamiento de cemento. La bolsa de cemento se vendía en 42.00 bolivianos, hasta hace una semana. Después del doble aguinaldo, el precio ha subido a 58 y 60 bolivianos, pero además, "se debe llevar una bolsa de cemento, con una bolsa de estuco, porque de lo contrario, no hay venta".

Según los dueños de los almacenes, "el cemento ya está vendido y si quieres llevar cemento, tienes que llevar casado con otros materiales de construcción".

Mientras tanto, el precio del quintal de quinua, puesto en Challapata, el principal centro de comercialización del producto, subió hasta los 2.000 bolivianos, en pocos días. Antes se vendía en 1.600 y 1.800 bolivianos, pero ahora, "prefieren almacenar y vender poco a poco, porque se prevé un mayor incremento del precio de los productos, hasta fin de año".

El presidente de la Asociación de Comerciantes de la Super Feria, Raúl Rocha, dijo que las condiciones económicas de los afiliados, que venden juguetes y otros artículos importados de Chile, "no son buenas". Advirtió que los funcionarios de la Aduana están entrando a los galpones de los afiliados, para decomisar los productos, incluso los que fueron internados hace años.

"Con estas acciones, los precios de los juguetes van a seguir subiendo los próximos días. Esto es ilegal. Cuando decomisan, ya no devuelven la mercadería, pese a que se muestran los documentos. El proceso administrativo para recuperar la mercadería tardará por lo menos seis meses", dijo Hugo Gutiérrez, uno de los comerciantes.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?