El alcalde y la modelo caminarán por los Trillizos en su boda

- Sociales

Los novios quieren dos bebés. Cábala. Luis Revilla y Maricruz Ribera cruzarán los puentes Trillizos el día de su boda.

image Felices. Tomados de la mano, Luis Revilla y Maricruz Ribera ingresan al salón del Jardín Japonés.

La Razón / La Paz

“Yo te amo nomás, ‘Cambita’”, le sonrió Luis Revilla a Maricruz Ribera, quien le respondió “Yo te amo nomás, ‘Collita’”. Tomados de la mano llegaron ayer los novios al Jardín Japonés, donde ofrecieron detalles sobre su boda que se realizará el sábado 14.  

El Alcalde de La Paz y la presentadora de la red ATB anunciaron ayer en una conferencia de prensa que su enlace se celebrará ese día a las 10.30, precisamente en el Jardín Japonés. Aprovecharon también para hablar de su futura vida de pareja. “Queremos tener una parejita”, comentó Revilla cuando se le preguntó por los hijos. “En unos años”, complementó Ribera. Además, están optando a un crédito para comprar una casa.

Los asistentes a la ceremonia, que sumarán “algo más de 200”, serán familiares y amigos de los novios. “No hay invitados protocolares”, resaltó Revilla.

“Es con nuestras familias, amigos y gente con la que queremos compartir. Después de la ceremonia civil y de la bendición, porque ambos somos católicos, vamos a cruzar por los puentes Trillizos, como corresponde a cualquier pareja en La Paz, cumpliendo con esta bonita tradición”, explicó el Alcalde, quien invitó a la población para acompañarlo en este lugar a las 12.30.

Pasado el mediodía se efectuará una recepción íntima. Llegarán amigos y familiares de Ribera desde Santa Cruz, así como parientes de Revilla desde Cochabamba. Se realizará desde la tarde en el La Paz Golf Club Mallasilla. “Ahí Luis me va a poner la liga en la pierna, pero no van a poder sacar fotos”, bromeó Ribera, refiriéndose a la celebración que no estará abierta a los medios de comunicación.

La comida a ofrecerse, a cargo del chef Jorge Montesinos, cuenta con un menú fusión que combina platillos cambas y paceños.

imageimage  Detalle. El Alcalde estuvo un poco nervioso por el pedido de la prensa de retratar un beso. Ella, conciliadora, lo miró fijamente y le animó con una caricia en la boca. Fotos: Wara Vargas

Este último punto es en el que Revilla estuvo más “quisquilloso”, según Ribera. “El novio me dejó a mí solita al principio, ‘que ella elija todo’, decía. Yo le respondía: ‘Amor, ayudame’. Me pidió que escoja la torta que quiera, pero (agregó) ‘mejor si es de chocolate y dulce de leche’. Así que yo elegía y luego él modificaba las cosas”, contó.

Más que luna de miel, los recién casados se tomarán dos o tres días, de acuerdo con ley, para posteriormente retomar sus actividades. “Maricruz no tiene vacación y yo tengo varias cosas que hacer en la ciudad, ustedes saben que es muy difícil salir de La Paz en esta época”, expresó Revilla.

Aclararon también que esta relación no tendrá mucha influencia en sus carreras laborales. “Sí sabíamos, cuando decidimos estar juntos, que esto iba a tener algún tipo de atención porque evidentemente somos personas un poco conocidas. Claro, se especula mucho, pero no hay más. Eso sí, ella no puede presentar noticias de la Alcaldía… menos mal”, rió.

“Cuando estamos solos no se trata del Alcalde y de la presentadora, somos dos personas que se conocieron, se enamoraron y que están felices juntas”, acotó la cruceña. “Es un hombre cariñoso, bastante cariñoso, aunque no lo crean; no siempre está renegando”.

Por su parte, el paceño se deshizo en halagos hacia su novia. “Me enamoró su personalidad. Maricruz es una mujer muy valiente. Yo creo que en todo lo que ha hecho en su vida ha demostrado eso. Ella apuesta por sus cosas, tiene un lindo carácter, es una persona muy alegre y muy cariñosa, así que todo el tiempo nos andamos mimando, juntos”.

¿Amor a primera vista? “Casi. Yo he ido al canal alguna vez y, con el micrófono prendido, dije que era una mujer muy linda. Y me chequeaba también en el canal”, relató él. “La verdad es que siempre me gustó, pero nunca le coqueteé ni le miraba bonito, como él cree. Pero ambos nos gustábamos, y bueno, hasta que se dieron las cosas y hasta que se animó el Collita”, replicó ella.

Su relación se hizo pública cuando compartían el recital de Los Kjarkas. Y en la boda, la música también los unirá: bailarán Vivir mi vida, de Marc Anthony, y la morenada La vida es una sola.

Los detalles

    Ceremonia

      El matrimonio por lo civil y la bendición será en el Jardín Japonés (calle 8 de Calacoto), a las 10.30.

        Organización

          Cuores Eventos, de Alessandra Guglielmi, se encarga de la organización, planificación y asesoramiento.

            Decoración

              Espacios verdes, de Mauricio Poma, realizará la decoración floral y ambiental, manejando una línea rústica y elegante en la que destacan colores vivos en gamas fucsia, naranja y amarillo.

                Música

                  Golden, de Fernando Bustillos, hará sonido y luces. Con Fusión, de Marcelo Bustillos, animará la fiesta.

                    Comida

                      El vagón del Sur, de Jorge Montesinos, junto con Ilya Fortún elaboraron el menú que fusiona la comida oriental con la culinaria paceña.

                        Pastelería

                          Mía receta, de Ángela Córdova, se encargará de las tortas y postres. El pastel será de chocolate con dulce de leche y almendra con leche condensada.

                            Manteles y vajilla

                              Agasajo será la proveedora de mantelería, vajilla y otros implementos para la mesa.

                                Cuidados

                                  Cristina Spa, de Cristina Mamani, se encargará del arreglo personal de Ribera.




                                  ¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?