Ministros de Economía y Salud son los más resistidos por la Conalcam

Los dirigentes de cuatro sectores señalan sus observaciones, aunque el presidente no siempre coincide. Los conflictos con los médicos y el caso del Banco Unión pesan

Marcelo Tedesqui V.

Los sectores que integran a la influyente Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) se reunirán este viernes con el presidente Evo Morales para evaluar su gestión. De entrada, hay un consenso de al menos cuatro de estos sectores que criticaron las gestiones de los ministros de Salud, Ariana Campero; y de Economía, Mario Guillén; se advierte que les pedirán explicaciones y no descartan incluso sugerir que sean alejados del gabinete presidencial.

La ministra de Comunicación Gísela López anunció ayer que mañana, en Villa Tunari, el presidente Morales y sus ministros se reunirán con la Conalcam. El sábado, el mandatario convocó a un gabinete ampliado para evaluar el trabajo realizado durante esta gestión y proyectar las actividades para los próximos 12 meses con la asistencia de viceministros, directores generales y ejecutivos de empresas estatales.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, calificó el encuentro del viernes como “histórico”, porque será la primera vez que el llamado “gabinete social”, conformado por la Conalcam, estará en una reunión con todo el gabinete.

El secretario general de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Teodoro Mamani, resaltó que en el encuentro, luego de escuchar el informe de los ministros, “con seguridad habrán algunas observaciones”.

Mamani admitió que “para las organizaciones casi ninguno de los ministros respondieron, pero será la evaluación la que determinará”. Pese a que hay mucho hermetismo antes de la reunión, la Csutcb tiene en la mira a la ministra Campero. Los dirigentes consideran que la titular de Salud “está mal, no responde a las expectativas”. Lo mismo ocurre con el titular de Economía. “No funciona, está muy lejos del nivel de su antecesor, Luis Arce”, opinaron.

El dirigente de la COB, Nicanor Baltazar, confirmó que no asistirá el secretario ejecutivo, Guido Mitma, distanciado del Gobierno, pero el ente sindical tendrá una representación. Baltazar no dudó en mencionar a la ministra de Salud “porque dejó crecer demasiado el conflicto con los médicos y esto perjudica la gestión del Gobierno. Debe irse”, y al de Economía, “por cómo trató el caso del banco Unión”.

Henry Nina de los Interculturales adelantó que Campero, “por mala conducción” y  Guillén, “por deficiente gestión institucional”. El máximo dirigente de la Cidob, Pedro Vare, coincidió con las observaciones “porque ambos ministros generaron incertidumbre, pero más Campero”.Este medio informó a los gabinetes de prensa de los dos ministros aludidos sobre las críticas de los sectores, pero las autoridades prefirieron no referirse al tema  hasta después de la reunión del viernes.De hecho, en sectores cercanos al Gobierno se conoció que la relación entre el presidente Evo Morales y el ministro Guillén es muy tensa, precisamente luego del desfalco que se destapó en el banco Unión.Mientras, en la anterior gestión se tomó como un hecho el cambio de la ministra Campero, quien incluso fue amonestada en público por  Evo Morales, durante un acto público cuando estaba atenta a su celular en vez del discurso del presidente. El 22 de enero de este año fue ratificada.

ReaccionesLa diputada del MAS Sonia Brito, tras conocer las observaciones, evitó comentar el tema.“Discúlpeme, no voy a criticar al gabinete, no es de mi instancia ni jurisdicción este tema. Lo que ocurrirá el viernes en el trópico de Cochabamba es una instancia de evaluación. Quien debe evaluar y definir es el propio presidente”, manifestó.EL DEBER le recordó que el Legislativo tiene la fiscalización como una de sus atribuciones, pero ella insistió. “En esta oportunidad no quisiera darle ninguna opinión al respecto, no hicimos evaluación alguna”.El senador opositor Edwin Rodríguez comentó que la mayoría del gabinete del presidente es    inoperante, que son fusibles, porque todo pasa por su control. Pero coincidió con los sectores sociales en las observaciones a los dos ministros.

Las miradas

“se alzó”La Csutcb critica al ministro de desarrollo rural, Eugenio Rojas, porque “se alzó, ni siquiera quiere recibir a los hermanos en su despacho”.ObjetivoLa ministra de Comunicación, Gísela López, explicó que los dos espacios, el viernes y el sábado, servirán para realizar una evaluación, crítica y sobre todo la proyección de lo que prepara el Poder Ejecutivo para el próximo año.

Fuente: eldeber.com.bo

Categorías PolíticaEtiquetas