¿Quién está detrás del atentado que dejó 40 heridos en Colombia?

Imagen ilustrativa

A pocas horas de los hechos, las autoridades han adelantado hipótesis sobre los posibles autores intelectuales del crimen.

El clan del Golfo se perfila como el primer sospechoso detrás del atentado con granada perpetrado este viernes en una discoteca de Antioquia, en Colombia.

Las primeras investigaciones de la policía indican que los responsables del hecho provienen de la subestructura ‘Julio César Vargas’ de ese clan u organización narcoparamilitar, recoge El Tiempo. El hecho se registró en el local Bora Bora, ubicado en el Bajo Cauca antioqueño, a las 11:43 de la noche del jueves.

Los presuntos responsables de lanzar el explosivo –una granada tipo IM26– ya han sido apresados: se trata de alias ‘Tilico’ y alias ‘Carmensa’, quienes, según la policía, han estado involucrados en otros 11 homicidios.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, aseguró por su parte que se trata de una acción extorsiva de la organización delictiva, y advirtió que “no se está cumpliendo” el cese de hostilidades.

En el atentado también resultaron heridos cuatro menores, de menos de 18 años, por lo que Pérez pidió a los organismos de seguridad una investigación “para que la policía no se haga la ciega o la loca” al permitir el ingreso de tales jóvenes a esos locales.

El 13 de diciembre de este año, el Clan del Golfo informó que haría “un esfuerzo” para sumarse a los diálogos de paz que bucan cerrar medio siglo de conflicto armado en Colombia, por lo que declaró “un cese unilateral de acciones militares ofensivas”, refiere El Espectador. No obstante, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos no considera a esa organización como un actor político.

Aunque la hipótesis de la gobernación es que se trató de un ‘castigo’ por negarse la discoteca a pagar una extorsión, testimonios recabados por la revista Semana sostienen que fue resultado de una pugna entre productores de coca, tras el ‘vacío de poder’ generado por la captura de José Bayron Piedrahíta, presuntamente vinculado con La Oficina de Envigado, una organización narcoparamilitar que opera en la zona.

Los testigos citados por ese medio señalan que, al momento de la explosión, en el local se encontraba el hijo del ex paramilitar Darío Doria, junto con unos mineros.

Fuente: actualidad.rt.com

Categorías SeguridadEtiquetas