Radio Especiales

@[email protected] RADIO

La Paz Sábado 23 de Agosto 2008

ESPECIALES. Programa: ENEMIGOS INTIMOS. Radio: FIDES. Panelistas: Hugo Carvajal, Walter Reyes Villa y Gonzalo Trigoso  



La primera parte del programa realizó un análisis del la actual situación del país, con énfasis en la determinación de los cívicos y representantes de las regiones productores de hidrocarburos de Bolivia, en concreto Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca. Se destacó que la «lucha no es coyuntural» sino que tiene antecedentes, primero, en la lucha de los departamentos por el 11% de regalías por hidrocarburos y, segundo, por lo que se denominó en el 11% del 11%, o el 11/11, de los departamentos para las regiones, en la que Camiri fue la avanzada.

  

El análisis avanzó en el análisis en el tema de la evolución del sector hidrocarburífero en el país, desde los primeros contratos con Petrobras para que inicie actividades en el campo de San Alberto, en Carapari, Tarija. El proceso de capitalización, la promulgación de la nueva Ley de Hidrocarburos por el Congreso Nacional. Destacando el último encuentro de expertos en la temática en la ciudad de Santa Cruz, donde se apuntilló que «Bolivia es una gran preocupación para los países vecinos» en materia energética.

  

ENTREVISTA A CARLOS TORANZO (Analista)

El politólogo Carlos Toranzo destacó que «el tema de las regalías se ha hecho a sangre y fuego, a fuerza de conciencia de los pueblos del sur y de Santa Cruz». Indicó que el IDH es un tema legal, legítimo. Con tanta confrontación, con violación de la ley por parte del Gobierno para modificar el IDH, con una situación de fuerza de parte del Gobierno, muy intensa, y con legitimidades regionales se impone una mirada global respecto del reparto de recursos.

  

En un análisis de la actual situación del país, precisó que «hoy es difícil hablar con amigos si se toca el tema político, muchas veces uno trata de eludirlo para no pelear con el interlocutor, o se está a favor o se está en contra de Evo Morales; lo mismo con las acciones de la Unión Juvenil Cruceñista o de los ‘ponchos rojos’, lo que es un envilecimiento de la vida cotidiana, viene en realidad por la política.

Es en la política donde está instalado un lenguaje de guerra, confrontacional que deviene en violencias muy intensas cotidianas en todas partes. Las imágenes de la televisión son imágenes de cantidades de unionistas pegando a policías, de cantidad de jóvenes masistas pegando a periodistas, de la Unión Juvenil Cruceñista pegando a campesinos, de miles de campesinos chuquisaqueños cercando hoy día a Sucre; en la Universidad, jóvenes, creo trostkistas, ingresando al recinto con violencia, deshaciendo puertas, pidiendo atención a sus demandas; violencia entre fabriles y movimiento sin techo; violencia entre mineros y Policía en Caihuasi, con muertos. Hoy los muertos ya no importan, antes contaban, antes se hacía bandera de los muertos, ahora importan los muertos de dónde son. Los policías que fueron vejados en Santa Cruz, hoy como están cercado del poder y del Estado se han olvidado de sus muertos del Chapare.

  

Cotidianamente estamos instalados en violencias que parece que en el corto plazo no van a acabar. Las violencias para esta semana, para la próxima y para el año siguiente no van a cavar, por qué, porque se ha instalado ese lenguaje del odio, ese lenguaje de la violencia que, además, es propagadado por los líderes. El presidente Evo Morales, ayer (en Cochabamba) les ha dado en la columna vertebral, y les ha dado en la columna vertebral ante movimientos sociales que lo que van a hacer es prepara nuevas violencias contra los medios de comunicación. Durante mucho tiempo el presidente ha preparado violencia contra Usaid, y los cocaleros del Chapare han sacado a Usaid. El discurso del prefecto (Rubén) Costas es irreproducible, es de falta de respeto a las instituciones, a la autoridad, quién respeta a quién, y lo que hay ahora son odios culturales, odios raciales por este exceso de la etnización de la política»

  

Consultado sobre si estábamos ante la proximidad de una inminente confrontación entre Gobierno-regiones, oficialismo-oposición, movimientos sociales-cívicos opositores, concretó, «no creo en batallas finales, no creo en el día «D» No hay visión global en las regiones. Pero la Constitución aprobada en Oruro tampoco es para todo el país.

  

En cuanto al análisis de la posibilidad de llegar a un entendimiento, o diálogo, entre ambos, dijo que en el último referéndum revocatorio «el presidente Evo Morales ganó por goleada», aunque reconoció que este triunfo electoral está desdibujado, de alguna forma, por las denuncias de fraude y irregularidades tanto en la carnetización como en la administración misma del proceso. Se cuestionó, también, el informe de los observadores internacionales.

  

  

Programa: DIALOGO

Radio: PANAMERICANA

  

Entrevistados: Fabián Yaksic, viceministro de Descentralización, Guillermo Ritcher, asambleista del MNR, y Fernando Untoja, jefe del Movimiento Ayra.

  

  

El programa estuvo destinado a hacer un análisis general desde diferentes posiciones, de la actual situación política de nuestro país, las posturas alrededor de las demandas de la devolución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), que fue de la mano de medidas de presión, un paro cívico, bloqueo de caminos, y las nuevas determinaciones que ha señalado una reunión de cívicos de las regiones productoras de hidrocarburos del país, como el bloqueo indefinido de camino y cierre de fronteras.

La posibilidad de que se registre un referéndum dirimidor del texto Constitucional del MAS, que autoridades de Gobierno han declarado como emergencia su aprobación.

  

YAKSIC:

  • «Estamos viviendo una lectura chata, disminuida, de resultado del 10 de agosto por parte de algunos grupos de poder regionales. De los 327 municipios del país, 283 de ellos le han dicho al presidente Morales siga adelante. Este respaldo debería ser leído con una mayor humildad de parte de algunos líderes regionales.

  

  • Han perdido tanto, inclusive la ruta autonómica, que ya don Branco Marinkovic, que ha quedado un tanto aislado, ocurre que ya no son autonomías departamentales, el objetivo frente al fracaso de pretender imponer a rajatabla, a palos, con grupos de choque, como los que financia el Comité Pro Intereses de Santa Cruz, este grupo que está causando tanto terror en el departamento y que ya debería tomarse iniciativas por parte de la propia Prefectura de Santa Cruz que ya debería desactivar ese grupo de choque llamado Unión Juvenil Cruceñista.

  

  • «Decepcionado del prefecto Rubén Costas y su discurso virulento convocando a la violencia, hemos visto a un prefecto energúmeno que ha desnaturalizado el rol que podría haber jugado un prefecto que ha liderizado el proceso autonómico, se ha caracterizado por una irritabilidad que ya raya en lo irracional. Branco Marinkovic ha perdido el horizonte, la serenidad y, lógicamente han sido protagonistas de la violencia»

      

  • Es una conspiración, es una conjura contra el pueblo boliviano, contra los dos tercios del país, por parte de un grupo de poder que definitivamente se resiste a generar y viabilizar esto que el país está clamando, sin duda. Está claro que también Santa Cruz le ha dicho si al presidente de la República, 7 de las 15 provincias del departamento le han dicho sí, y no respetar mínimamente eso; no puede ser que algún grupo reducido de cívicos, un club de amigos como es este denominado Conalde, que se han tomado el lujo de decir que ya no va haber ningún tipo de proceso electoral en el país. Definitivamente es un atropello al Estado de derecho.

  

RITCHER

  • No estoy alejado del MNR, soy un soldado del nacionalismo revolucionario.

  

  • Hay escenarios distintos, lo que pasó el año 1952 configuró un auténtico escenario de cambio estructural en Bolivia, el MNR asume el poder y toma las medidas que ya son conocidas, pero no abandona su compromiso con la democracia, no restablecidos el Congreso de la «rosca», porque la elección de 1951 que ganó el MNR, solamente unge como resultado de la insurrección popular a Víctor Paz Estenssoro y a Hernán Siles Zuazo.

      

  • Uno de los grandes logros de la revolución del 52 fue transformar estructuralmente el sistema político nacional, por la vía de la redención, no solamente social y económica de las grandes masas campesinas, sino de la organización política, el voto universal.

      

  • Nosotros no abandonamos nunca al compromiso de recurrir al mecanismo democrático para impulsar los mecanismos democráticos.

      

  • Tengo la impresión que el MAS no ha tomado en su verdadera dimensión el mandato que le ha permitido ser en este momento el depositario de la voluntad ciudadana y administrar el Estado.

      

  • Hay que dar un paso más allá del mensaje, en este momento deberíamos construir un espacio de coexistencia pacífica, pero que tenga componentes específicos, porque estamos viviendo un escenario de complejidad que se manifiesta claramente en un acrecentamiento de las confrontaciones entre las regiones y el poder central.

  

UNTOJA

  • Existe una similitud entre lo que es ahora y lo que fue el año 1952, 53, los dos procesos se proponen construir el Estado Nacional, y al buscar construir este Estado los dos procesos utilizan o recurren a determinadas fuerzas, fuerzas que no tienen la posibilidad de tomar distancia frente al discurso del Estado y frente al poder.
  • La lectura que hace el viceministro (Yaksic) de lo que es el Estado en este momento es incorrecta completamente, es una visión de pensamiento único y reduce a las fuerzas contestarías como si fuera un grupo de amigos, si fuera así entonces porque no los liquidan, y porque dura dos años y medio, y continúa, entonces también hay un error de lectura.
  • Esa lectura lo que hace es alimentar el conflicto, tensionar el país, justificando a partir de que los otros son delincuentes, vándalos, grupo de amigos, e incluso escuché en los grupos de movimientos sociales dirigidos por el MAS de que en Santa Cruz habrían árabes, croatas, serbios, que quisieran dividir el país. Pero rápidamente tendríamos que venir hasta el viceministro que, creo, tiene un origen yugoslavo, por el apellido. Entonces, ¿qué hacen los movimientos sociales con el viceministro si acusan a los extranjeros de dividir el país?
  • Hemos llegado a una trivialidad en los mensajes tanto del poder como de la oposición.