Tv Especial Caballero Pregunta

A[email protected]Reporte informativo

La Paz Lunes 15 Septiembre de 2008 TV Especial

Programa: CABALLERO PREGUNTA



Canal 39: PAT

Conduce: Julio César Caballero Fecha 14 septiembre 08

Entrevistados: Ronald Méndez (director periódico El Mundo)

Jimena Costas (Analista)

Todos los bolivianos en vilo en este momento, esperando que los contactos que se van dando en Palacio Quemado sean las señales para abrir el diálogo, ese diálogo franco y sincero que estamos esperando la mayor parte de los bolivianos.

MENDEZ:Una semana triste, que ojala se acabe, y buscar la pacificación del país con compromiso de honestidad de todas las partes.

Hay señales claras en este momento, el Comité Cívico, a la cabeza de Branco Marinkovic, ha dado una señal importante cual es la desbloquear que se constituye en una señal para aportar al diálogo, es una señal que está dando Santa Cruz y los sectores de la media luna para demostrar que no existe ningún golpe de estado civil, para demostrar que el reclamo es legítimo, que es un derecho que está reclamando cada uno de los ciudadanos.

El vicepresidente (García Linera) en su forma extraña de dar nuevas ha señalado que hay bases para la negociación sobre el IDH, sobre las autonomías, pero es una señal pésima, es una señal al rompimiento, es la advertencia del vicepresidente de la República cuando dice que se va detener al prefecto de Pando, es la señal del rompimiento real de cualquier posibilidad de negociación.

No se puede prejuzgar, el Gobierno está prejuzgando que Leopoldo Fernández es responsable de los muertos.

Soy testigo, Carlos Valverde, tres días antes de los sucesos, anunció y denunció al país que el ministro Juan Ramón Quintana había movilizado gente a Riberalta para ir a la toma de la Prefectura de Cobija. Los crímenes de lesa humanidad no son solamente de un sector, los que han muerto son ciudadanos bolivianos, todos, y los únicos que siente pena y dolor son sus familiares.

De la misma forma, crímenes de lesa humanidad, fueron la muerte de los esposos Andrade en Cochabamba, el policía y su esposa, de Christian Urresty, todos los muertos son crímenes de lesa humanidad.

(¿Hay militares inconformes?) Hay una duda, no puedo dar muchas luces sobre este tema, pero la sorpresa es que no aparece la imagen del Comandante del Ejército, el Gral. (Freddy) Maccay.

Cuando veía el cadáver del señor Rivero yacía en el suelo (producto de la intervención militar en el aeropuerto de Cobija), vi a un coronel del Ejército del Regimiento Castrillo (a quien) le faltaba poco por llorar, estaba consternado, con tener un cuerpo sin vida de un ciudadano. Las Fuerzas Armadas tienen claro su papel, no es para dispararle a ciudadanos bolivianos, le ha costado a las décadas dejar de ser un instrumento de la clase política, son institución de la patria, del orden constitucional, pero no para el orden interno de una disputa política, de intereses de regiones.

(Los medios oficialistas pueden entrar a Cobija, pero no había garantías para los medios privados, ¿es para preocuparse?) Sí, porque es un paso más a cercenar la libertad de prensa. El gran enemigo que se le pone al Gobierno en toda su dimensión, que le desnuda en toda su forma de actuar, son los medios de comunicación, más allá de que sean privados o públicos, pero los medios de comunicación muestran la verdadera cara de la violencia y del monstruo que vive en Bolivia.

COSTAS: Lamentablemente días de luto y de enorme preocupación para todos los bolivianos.

Es una señal muy positiva desde el movimiento autonomista el que se levanten los bloqueos. Me parece que la personas más adecuada para representar el Conalde es Mario Cossio, dado que no es parte frontal de la confrontación que se ha establecido entre Oriente y Occidente.

Una señal tan negativa como el mandamiento de apremio para el prefecto de Pando y las permanentes denuncias de los ministros contra la Prefectura, es la ausencia en el diálogo por parte del presidente de la República.

El principal articulador de la llamada revolución democrática y cultural de todo el proceso de cambio no es el Gobierno en general, sino el presidente Morales en particular. De tal manera que era vital para todo el país, y sobre todo para toda la gente que sigue y apoya al presidente Morales, el que él se aparte de la negociación y, además, se vaya del país es una mala señal para todos nosotros.

(Su ausencia) Quizás tenga que ver la situación en la que se lo vio en el diálogo del 6 de enero, el presidente se vio mal informado, confundido por algunas de las informaciones que le daban los prefectos.

(¿Qué el ministro Quintana esté dirigiendo personalmente la ocupación de Cobija dice algo?)

Creo que le dice mucho más a las Fuerzas Armadas, el hecho que el ministro de la Presidencia, y no el de Defensa, esté comandando la acción en Cobija nos habla sobre el severo grado de desinstitucionalización, debe crear molestia, me hace recordar la denuncia de 33 camiones desaparecidos precisamente y me hace pensar también en la soberbia y el mal carácter con que se suele ver en cámaras al ministro.

El presidente Morales emite discursos incendiarios desde su bastión original, que es la zona del Chapare, como parece natural que en un momento de crisis se ausente del país. Lo que me preocupa es que cada vez que el presidente viaja a un encuentro con el presidente Chávez, la tensión en el país aumenta; es decir, tanto ir al Chapare, ausentarse del país, juntarse más tiempo con Chávez generalmente nos ha traído dolor en el país.

Tal cual está en proceso el Gobierno va poner en juego el proceso y, probablemente, va a eliminar la posibilidad total del triunfo de su proyecto político. Bolivia nunca ha optado por la violencia, en Bolivia ha fracasado el ELN; ha fracasado el Che Guevara, ha fracasado el CNPZ, el EGTK, nunca logró entrar Sendero Luminoso; Bolivia es un país al que le sigue doliendo la guerra del Pacífico, la Guerra del Chaco.

Son 30 muertos en Cobija, como lo anunció el ministro Rada, más 44 muertos del período, son 74; 74 vidas de bolivianos, y que el luto de viudas, huérfanos, harán pensar a collas, cambas, chapacos, a indios, mestizos, a todos que nada es razón suficiente para que nos matemos entre bolivianos.