Tv Extra “Diálogo es una chacota”

A[email protected]
Reporte informativo

La Paz Jueves 25 Septiembre de 2008 Televisión Extra

VICEPRESIDENTE GARCIA LINERA HABLA SOBRE EL DIALOGO: "ESTE DIALOGO ES UNA CHACOTA"



"El Gobierno de la República ha logrado conjurar, derrotar, el golpe de Estado cívico-prefectural que se desató en el país. En los últimos 15 días hemos logrado recuperar las instituciones del Estado saqueadas, quemadas y robadas, por personas vinculadas a sectores cívicos. Y se ha tomado decisiones en el ámbito judicial para perseguir, encarcelar a los responsables de esta barbarie que ha incluido una masacre de bolivianos, de campesinos pobres.

Resuelto este tema. El Gobierno de la República ha tenido la enorme responsabilidad y la enorme tolerancia para reunirse con sectores, con algunos prefectos, para tratar el tema de interés regional, la preocupación en torno al IDH, luego la preocupación en torno a la autonomía departamental. Resulta, sin embargo, que pese a esta voluntad del Gobierno de resolver temas de carácter regional, necesarios, frente a los cuales el Gobierno tiene una actitud muy flexible, aparece ahora una lista, yo diría de contrabando, donde se quiere involucrar otros temas más. Entonces, yo veo esa actitud como poco seria, primero se habló del IDH, luego hemos pasado al tema de autonomías, y ahora aparece otro capítulo de justicia, y luego el tema de modelo económico, el tema de Estado, por Dios, estoy sintiendo que esto parece una chacota. Lo que pedimos nosotros es seriedad.

Hay temas regionales muy puntuales, IDH y tema de autonomías. El querer involucrar otros temas más escapa a la competencia de estos representantes regionales, que no son constituyentes, y no es posible que fuerzas políticas regionales que tenían dos, o cuatro constituyentes, que fueron derrotados por lo tanto como representantes del pueblo, ahora quieran aparecer con una fuerza como para poder modificar la Constitución. Eso no es correcto, esto no tiene sentido, no corresponde a la realidad política. Si los prefectos tenían interés de modificar la Constitución, ganen las elecciones, saquen más votos, saquen más constituyentes y ahí defiendan sus puntos de vista. Pero no es posible que con 4, o con 10 constituyentes, se quiera imponer, chantajear, a un documento que ha sido aprobado con 168 constituyentes.

Vuelvo a insistir en el baño de realidad que tienen que tener algunas autoridades regionales. El Gobierno tiene flexibilidad, tiene voluntad, de asumir demandas regionales, pero ya, sin duda, es una chacota política y es una exageración y un abuso político pensar que toda la Constitución, que fue elaborada por más de 168 constituyentes, ahora tenga que ser modificada por el interés, la presión o el capricho de fuerzas políticas regionales que tienen 4, 0 5, o 6 constituyentes.

No se puede ganar en una mesa de diálogo lo que se perdió delante del pueblo mediante el voto. Para tener fuerza en el diálogo hay que tener fuerza en el voto, en la fuerza constituyente o en la fuerza nacional.

Una cosa son temas y otra cosa son contradicciones puntuales. Lo que parece haber sido sugerido por alguna fuerza política prefectural son temas macro, lo que el Gobierno está dispuesto a hacer, y lo ha manifestado en el documento que ha entregado el presidente, es hacer correcciones puntuales, no temas, que enriquezcan el texto constitucional. El criterio de involucrar temas está fuera de lugar, lo consideramos poco serio, irresponsable e ilusorio en función de una fuerza política que tiene una representación regional, que no son constituyentes, y que cuando compitieron para ser constituyentes sacaron 3 o 4 representantes, que no pueden imponer ni sustituir a 168 representantes del pueblo.

Pedimos que haya seriedad en las cosas. El diálogo ha comenzado con dos mesas, mesa de IDH y mesa de autonomías, tienen que avanzar estas dos mesas, pero sigue sobre la mesa el pedido que ha hecho el presidente de que firmemos un marco organizativo de todo este debate, que consiste fundamentalmente en la aceptación de que se habrá de aprobar un texto constitucional que incorpore el tema autonómico, y que haga las correcciones necesarias. Por tanto, al presidente de la República se le informará, se abrirá el debate, y esperemos que prime la seriedad de los planteamientos. Y ojalá, por fin, se pueda firmar un documento que le dé certidumbre a los bolivianos".