La Razón

La Razón

Gobierno da por concluido el diálogo y mira al Congreso

Estrategia • El Ejecutivo se reunirá con los prefectos y espera que éstos den vía libre al referéndum constitucional. El cerco fue ratificado.

Oficialistas y opositores vaticinan el fracaso de las negociaciones por las posturas inflexibles de una y otra parte

La Razón



image

• La suspensión del jueves • Funcionarios de la Casa Campestre en Cochabamba retiran las mesas instaladas en el salón donde debía realizarse el diálogo entre Gobierno y prefectos.

Para el Ejecutivo, el diálogo con los prefectos opositores está cerrado y ahora el debate para encaminar la convocatoria al referéndum constitucional se trasladará al Congreso.

“Mañana (hoy) es un día muy importante para el país porque se cierra una gran etapa del diálogo entre el Gobierno y las regiones (…) Hay que abrir una etapa de diálogo en el nivel parlamentario”, declaró ayer a

La Razón el ministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Carlos Romero, encargado de la mesa de Autonomías y Constitución.

Al respecto, el presidente Evo Morales sostuvo ayer en un acto en el municipio de La Asunta (La Paz), que “mañana quisiera estar firmando un acuerdo con los nueve prefectos. Primero, para garantizar la unidad del pueblo boliviano y, segundo, (para) garantizar ese pedido de autonomía de muchas regiones”.

“Si algún prefecto no firma esta propuesta del Presidente y del Gobierno nacional para garantizar las autonomías, sólo voy a pensar que ellos son enemigos de las autonomías departamentales, regionales e indígenas”.

El secretario de la Prefectura de Tarija, Mauricio Lea Plaza, manifestó que el Congreso “de todas maneras tiene que entrar en acción una vez que los acuerdos hayan sido cerrados”, y que esto tiene que traducirse en leyes. Aunque, desde su punto de vista, el diálogo no concluyó aún y “derivarlo ahora al Parlamento sería un poco inoportuno”.

En la tarde, desde Oruro, el Jefe de Estado ratificó las acusaciones en contra de los líderes de las regiones opositoras por las tomas y destrozos de oficinas y

estructuras estatales en septiembre. “Con la paciencia que tenemos, hasta tengo que reunirme con los genocidas, con los terroristas y sediciosos (en alusión a los prefectos de la media luna). No importa, compañeras y compañeros, por la unidad del país y para consolidar ese proceso de cambio vamos a hacer esfuerzos de reunirnos con ellos todavía”, declaró Morales.

El Presidente reiteró que será la última reunión que sostendrá con los prefectos opositores.

El senador del MAS Félix Rojas confirmó la sesión de Congreso para el 15 de octubre y para el 13 la marcha de los movimientos sociales, que irán desde Caracollo hasta la sede de gobierno “para que el Parlamento cumpla su labor y pueda sancionar la convocatoria de los referendos dirimidor y constitucional”.

El presidente de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), Fidel Surco, indicó que el Mandatario se reunió ayer con este sector en Oruro, donde les manifestó que hoy estará en Cochabamba para que los prefectos encaminen la aprobación del proyecto oficialista de la Carta Magna. “(Si) no quieren firmar, va a haber la movilización el día 13 (…) No hay ningún Chapulín Colorado que los defienda”.

El presidente del Senado, Óscar Ortiz (Podemos), adelantó que su partido estará presente para votar en contra. Reiteró que se solicitará la presencia de veedores internacionales que verifiquen “las condiciones en las que se van a desarrollar estas sesiones de Congreso y que puedan certificar que en Bolivia se está atropellando la democracia”.

AUTONOMÍAS

Informe • En Cochabamba, una subcomisión técnica revisaba ayer los últimos detalles para la presentación hoy del informe final sobre el capítulo de autonomías.

Trabajo • “Lo que hemos hecho desde el miércoles, sin ellos (los prefectos), es clarificar las autonomías departamentales”, afirmó el viceministro de Descentralización, Fabián Yaksic.

GOBIERNO INSISTE EN ACUERDO Y ANTICIPA PLAN PARA APROBAR CPE

Los Tiempos

Escepticismo | Para las 09:00 de hoy está confirmada la cita entre el presidente Evo Morales y los prefectos. Oficialistas y opositores vaticinan el fracaso de las negociaciones por las posturas inflexibles de una y otra parte

image

Reunión. Los prefectos, el Presidente y los facilitadores estarán otra vez en la mesa hoy, a partir de las 9:00, en Cbba. (El Deber)

Redacción Central y Agencias
El presidente Evo Morales asiste hoy, a las 09:00, a la mesa de diálogo con los prefectos opositores con el propósito de cerrar este proceso de negociaciones con la firma de un acuerdo. Con esa seguridad, ayer en Oruro, anticipó que convocará a elecciones generales en julio de 2009, una vez aprobado el proyecto de Constitución Política del Estado (CPE) en el referéndum que deberá convocar el Congreso Nacional el próximo 15 de octubre. Los prefectos opositores, contrariamente, asistirán a la cita hoy con una posición totalmente contraria: tener una respuesta directa del Primer Mandatario a dos interrogantes: si va a respetar o no el preacuerdo del 16 de septiembre y si se van a respetar las garantías y derechos constitucionales de las personas. Según anticiparon las autoridades prefecturales, si el Gobierno no va a cumplir los acuerdos previos, no tiene sentido continuar con el diálogo y firmar nuevos acuerdos, que en cualquier momento el Gobierno los va a desconocer.
El anuncio del mandatario (de una elección presidencial para el año) fue cuestionado por representantes de los opositores Podemos y Unidad Nacional, por considera que Morales insiste en aprobar un proyecto de Carta Magna que atenta contra el Estado de derecho. Además, deja en evidencia que está dispuesto a continuar, cueste lo que cueste, con su proyecto político, a pesar de que pretende mostrarse como un conciliador.
La propuesta de convocar a elecciones de Presidente, Vicepresidente y de parlamentarios fue realizada en una asamblea con los sindicatos que lo respaldan en la ciudad de Oruro, donde planificaron una marcha que comenzará el próximo lunes 13 en Caracollo para exigir al Congreso la convocatoria al referéndum constitucional.
Frente a estas dos posiciones irreductibles, según ratificaron ayer una y otra parte, sectores afines a ambos vaticinaron el fracaso y la ruptura del diálogo nacional instalado hace más de 20 días y que quedó interrumpido el miércoles pasado por decisión de los prefectos opositores, tras la detención un día antes de un cívico en Villamontes, acusado por participar en la toma de las válvulas de gas durante las movilizaciones por el IDH.
Anoche, en reuniones separadas, oficialistas en la Casa Campestre y opositores en el Hotel Portales definían los detalles de lo que será y se espera resulte de la reunión crucial de hoy, para el futuro o la ruptura del diálogo, que sostendrán el presidente Evo Morales y los prefectos opositores en presencia de los observadores nacionales e internacionales que aseguraron su participación para hoy esperanzados en que se puedan revisar las posiciones y reencaminar el encuentro.
En este contexto, la mesa que trabajó sobre las autonomías y la Constitución Política del Estado (CPE), que no paró su trabajo pese al repliegue de los delegados opositores, anoche completó la elaboración del informe final de la mesa e inició al promediar las 20:00 la última fase, la redacción del nuevo texto constitucional, del capítulo de autonomías, con los avances y acuerdos logrados en los casi 20 días que tuvieron de trabajo.
El ministro de Desarrollo Agropecuario y Rural, Carlos Romero, quien presidió esta mesa técnica, anticipó que hoy, en la reunión de la Mesa Central, presentarán el informe final de los acuerdos alcanzados en la mesa y el nuevo texto redactado sobre los cuatro niveles de autonomías y sus competencias, para su inclusión en el proyecto de texto de la CPE.
Esos avances mencionadas por Romero no son fundamentales como para cerrar con ellos el diálogo o dar por concluido el trabajo, según el ex asambleísta de Unidad Nacional Ricardo Pol, quien participó de la mesa hasta que los prefectos decidieron suspender el diálogo.
Los representantes políticos, que también hoy concurrirán al diálogo en espera de que se acuerde su continuidad, reconocen que en las mesas hubo avances sustanciales. Según Pol, el informe que vaya a ser presentado hoy será incompleto e unilateral, pues si bien se discutieron y acordaron muchos temas, no se llegó a los puntos cruciales a causa de la confrontación Gobierno-prefectos, el caso del tema tierras, corte electoral, entre algunos, que se los dejó para discutirlos después, para no entorpecer el avance.
Opositores tienen dudas
En criterio del diputado Arturo Murillo, de Unidad Nacional, el anuncio de Morales forma parte de la estrategia diseñada por el MAS para que el referéndum aprobatorio de la Constitución se realice en enero del próximo año, a fin de tener tiempo para celebrar los comicios generales en julio y ‘refundar la nueva nación’ boliviana, propuesta por ellos, en agosto de 2009.
“El Presidente siempre dice lo que hará, pero en la oposición incurrimos en el mismo error de no tomarlo en serio. En la lógica del MAS, el diálogo con las regiones no puede correr más porque representa una pérdida de tiempo y se vencerían sus plazos para buscar la reelección y pretender gobernar por 15 años”, dijo Murillo.
Por su parte, el diputado Antonio Franco, de Podemos, advirtió que los masistas sólo están interesados en constitucionalizar su proyecto político que consiste en asumir el control absoluto de los poderes, a través de un Estado plurinacional, como lo establece el proyecto de CPE.